El Liverpool disputa este sábado su segunda final de Champions League de manera consecutiva. El equipo inglés logró realizar una remontada histórica en semifinales frente al Barcelona. Gran culpa de esa hazaña la tiene su entrenador, Jürgen Klopp. El alemán se mostró confiado y positivo, algo que llegó a sus jugadores, tal y como explica Fabinho

Noticias relacionadas

El centrocampista brasileño realizó un partido de nota alta, y fue la pesadilla del centro del campo culé. Pese a la dificultad de levantar un 3-0, el jugador confesó cual fue el mensaje del técnico alemán para llegar a Anfield y pasar a la final de la competición. Tras llegar al vestuario, sorprendió el optimismo de Klopp, algo que sus futbolistas utilizaron para dar la vuelta a la eliminatoria. 

"Después de la derrota en el Camp Nou, al llegar al vestuario el discurso de Klopp fue muy optimista. Estaba contento con nuestro juego, jugamos muy bien e hicimos todo lo que practicamos durante la semana. Estábamos sorprendidos de encajar tres goles, tuvimos muchas oportunidades. Un tres a cero tal vez fue un resultado que no se demostró en el partido", confesó Fabinho.

Messi y Fabinho en el Camp Nou REUTERS

La importancia de la motivación

"Él estuvo con un discurso optimista durante la semana. Cuando llego el momento de la preparación del segundo partido, la vuelta, también lo fue. Los jugadores nos sentíamos que íbamos ganando confianza cada día, e incluso sabiendo que Salah y Firmino no jugarían, estábamos confiados", concluyó el brasileño.

Tras esa semana, el equipo inglés ha llegado a Madrid con la obligación de repetir su buen juego y alzar el trofeo a lo más alto. La presencia de Klopp en el banquillo, seguro que es un punto a favor para todos sus jugadores.

[Más información: El Liverpool recupera efectivos para la final de Champions: Firmino completa su puesta a punto]