El presidente de la UEFAAleksander Ceferin, se encargó de abrir el congreso de Roma. El dirigente defendió a su organismo en distintos aspectos que habían sido comentados últimamente y que comprometerían al organismo europeo del fútbol y su calendario de competición.

Noticias relacionadas

En primer lugar, el esloveno descartó por completo la posibilidad de crear una Superliga, competición que agruparía a los mejores equipos: "No habrá Superliga. No estamos enemistados entre clubes y selecciones, trabajamos juntos. El fútbol europeo ha recuperado la unidad, tal y como se ha demostrado con el acuerdo firmado con la ECA (asociación de clubes europeos). Nos hemos convertido en una organización limpia del fútbol, en el terreno de juego y dentro del césped. Esperemos que esto solo sea el principio".

Ceferin también comentó la situación del fútbol femenino, defendiendo el deporte como algo de presente y no una moda: "El fútbol femenino no se debe promocionar por ser una moda o correcto políticamente. No es el futuro, es el presente y en este mundo no debe haber diferencia alguna entre los hombres y las mujeres".

Gianni Infantino y Aleksander Ceferin, viendo la Supercopa de Europa REUTERS

Ceferin e Infantino reman en diferentes direcciones

El directivo se mostró contrario a las ideas de Infantino y le tendió la mano para unas negociaciones que pudiesen favorecer a ambos: "No estamos de acuerdo con la Liga de las Naciones global que plantean y el nuevo Mundial de Clubes que quieren poner en marcha. Pedimos respeto a la FIFA y que nos escuche. Nada más."

Finalmente, apoyó la iniciativa solidaria que ha llevado a cabo el futbolista asturiano, Juan Mata: "Estamos de la mano de Juan Mata en Cammon Goal porque creemos en la solidaridad y en la ayuda. No debemos vivir en una burbuja y no dar la espalda a la realidad. Por eso ayudamos a niños de todo el mundo a poder vivir con dignidad".

La polémica del VAR

El esloveno consideró las ausencias como una "falta de respeto" para el presidente de la Comisión Arbitral de la UEFA, Roberto Rosetti, que preparó esa presentación, en la rueda de prensa organizada al acabar el Congreso.

La reunión sobre el VAR fue en Frankfurt y contó con la presencia de Massimiliano Allegri, de la Juventus, el francés Bruno Genesio, del Lyon, el alemán Thomas Tuchel, del París Saint Germain, Eusebio di Francesco, del Roma, y el también germano Domenico Tedesco, del Schalke 04.

"Preparamos una reunión con los entrenadores de todos los clubes en Frankfurt este lunes y sólo cinco vinieron. No sólo es una falta de respeto; la influencia que tienen los entrenadores es enorme. Si se quejan de los árbitros deberían venir y ver qué dicen los expertos", aseguró de forma tajante Ceferin. "No tienen excusas, especialmente los que ni siquiera vinieron", agregó el esloveno.

[Más información en: La reforma que Gianni Infantino plantea llevar a cabo con el Mundial de Clubes]