Velasco Carballo y Clos Gómez ofrecieron el balance arbitral de la primera vuelta de La Liga en medio de una gran expectación mediática debido a los dos últimos partidos, contra Real Sociedad y Betis, en los que el Real Madrid ha salido perjudicado por el VAR

El presidente del Comité Técnico de Árbitros y el director del proyecto del VAR presentaron unas estadísticas que, a priori, aprueban con nota la implantación del videoarbitraje en España. Sin embargo, las dudas crecen con el oscurantismo a la hora de hablar sobre jugadas concretas y la falta de autocrítica en la rueda de prensa. 

Muchas cifras, pero ni un solo caso concreto. Los máximos responsables de los árbitros no quisieron decir cuáles son esos siete errores no corregidos en el área de penalti o por qué, a pesar de contar con la tecnología, continúa habiendo un 5,36% de errores en jugadas que cuentan con un fuera de juego.

Al igual que pasa con el árbitro VAR y el colegiado sobre el césped, se peca de corporativismo y de no querer corregir en público las decisiones erróneas que se tomaron en diversos partidos. De lo que sí hablaron es de la necesidad de "unificar criterios", una realidad visto cómo el VAR ha entrado en unas acciones y en otras similares no. 

Precisamente, esa falta de igualdad es la que no termina por hacer el fútbol en un deporte justo independientemente de la interpretación del árbitro. Y es que, uno de los caballos de Troya del VAR está en la posible explicación que el colegiado pueda hacer sin la intervención de la sala de videoarbitraje. 

Corporativismo y falta de autocrítica

Según Velasco Carballo y Clos Gómez, ese "pasaporte" no está permitido y es uno de los asuntos en los que más hincapié hacen en las reuniones con los colegiados. En teoría, el VAR solo entra en aquellas jugadas que son "errores manifiestos", por lo que las interpretaciones subjetivas, ya sean de la sala instalada en Las Rozas o en los campos de Primera División, siguen mandando en el fútbol español. 

"Los árbitros tienen interiorizadas frases como 'no es suficiente', que lo único que trasmite al VAR es que el árbitro no te puede ayudar. La descripción de la jugada es una pista que el árbitro debe dar al VAR, pero no es el pasaporte para que desde la sala se tome la decisión de recomendar una revisión al colegiado principal o no", afirmó Clos Gómez.

Uno de los puntos que más polémicas está generando es la sensación de que los árbitros se protegen unos a otros. Por este motivo se está estudiando que sean excolegiados los que ocupen la posición VAR y no compañeros en activo. 

Por último, el VAR revisa todas las jugadas pero en ningún momento se tiene constancia de si está actuando. En otros deportes como la Fórmula 1 o MotoGP avisan a través de la realización de cualquier estudio por parte de los jueces y de su resolución. 

[Más información: El VAR a Munuera Montero tras el claro penalti a Vinicius: "Todo ok"]