Gerard Piqué, futbolista del FC Barcelona, podría haberse metido en una nueva polémica extradeportiva. Según informa la cadena SER, el defensa central catalán ha sido parado por la Guardia Urbana de Barcelona mientras conducía por el Ensanche distrito de la Ciudad Condal, a escasos minutos de las tres de la tarde de este viernes 31 de agosto.

Noticias relacionadas

Al parecer, la patrulla que lo ha detenido ha certificado que el cuarto capitán del conjunto azulgrana no tiene actualmente puntos en su carnet de conducir. Esto le ha valido una denuncia. En un control rutinario, y tras solicitarle la documentación, los agentes han consultado la base de datos de la Dirección General de Tráfico-por sus siglas, DGT- para cerciorarse de que el exinternacional con la selección de fútbol de España estaba cometiendo tal irregularidad.

Piqué no había realizado los cursos de formación pertinentes para recuperar los puntos de su carnet, lo que ha llevado a la Guardia Urbana a inmovilizar, por el momento, su vehículo.

Además, la cadena SER ha asegurado posteriormente que ya tuvo un problema el pasado octubre cuando fue sorprendido circulando en dirección contraria por la Gran Vía de Barcelona. Un hecho adelantado por dicho medio y que está sancionado con seis puntos.

No es su primer choque con la autoridad

El 20 de mayo de 2017, un agente motorizado de los Mossos d'Esquadra detuvo a Piqué en Barcelona por conducir un Audi A6 a más de 190 kilómetros por hora. Esto, según publicó el medio británico Daily Mirror, le supuso a la pareja sentimental de la cantante colombiana Shakira la pérdida de seis puntos del carnet.

No obstante, el propio Piqué se encargó de desmentir este hecho mediante una serie de tuits. Como siempre, aprovechando para cargar contra la prensa y anunciar su intención de crear, junto al jugador del Real Madrid Sergio Ramos, un medio de comunicación llevado por los propios jugadores -lo que en un futuro sería Power to the players-.