Kepa Arrizabalaga es el hombre de moda. El joven portero vasco se ha convertido en el guardameta más caro de la historia. El Chelsea ha pagado los 80 millones de euros que figuraban en su cláusula de rescisión. De esta forma, a sus 23 años, cambiará el Athletic por Londres, tras haber estado a punto de fichar el pasado mercado invernal por el Real Madrid.

Noticias relacionadas

De las cualidades futbolísticas del que será nuevo jugador blue poco hay que decir que no se sepa ya. Sin embargo, el ondarrés posee una afición que el publico general apenas conoce: el canto de jilgueros. La historia ya ha llegado también a Inglaterra causando un gran impacto mediático. Cuando era pequeño, el internacional español se dedicaba a atrapar pájaros para posteriormente entrenarles y presentarse a concursos de canto. 

"Alguno en el vestuario me llama 'Jilguero'. Bueno es una afición que tengo por mi aita, por mi padre. Sí que tengo en casa pájaros. Siempre he tenido y siempre me ha gustado. Suelo tener jilgueros y mixtos de jilguero", confesaba Kepa al ser cuestionado por su particular hobby. "Adiestro a los pájaros siempre que puedo, cuando me queda tiempo entre los entrenamientos y los estudios. Los sacamos al monte y les enseñamos a cantar con grabaciones en un CD cada media hora", afirmó uno de los fichajes del verano en la Premier. 

Una afición que da el cante

Su propia madre también comento hace tiempo la afición de su hijo: "Desde muy pequeño ha ayudado a su padre a limpiar las jaulas y a coger jilgueros en el monte. Siempre le ha gustado mucho".

Kepa es incluso mejor jilguerista que portero

Juan Goicoechea, delegado de silvestrismo de la Federación Vizcaína de Caza

Por otro lado, Adrián Salado, presidente de la sociedad ornitológica Txori Lagunak de Bilbao, explicó que el arquero ingresó en la asociación con cinco años "y todavía sigue pagando la cuota religiosamente. Era ultracompetitivo desde muy crío. Lo controlaba todo: los tiempos, el mejor momento para colocar a su jilguero, los cantos que hacía... Absolutamente todo".

Un joven Kepa Arrizabalaga rodeado por dos amigos de la infancia. Foto: Instagram (@kepaarrizabalaga)

Juan Goicoechea, delegado de silvestrismo de la Federación Vizcaína de Caza, fue entrevistado cuando todo esto salió a la luz, explicando en qué consiste esta práctica: "La tradicional es educar a pico, poner a varias crías junto a un pájaro maestro para que copien sus cantos, pero es un riesgo porque una mala cría puede estropear al maestro. Ahora lo más habitual es meter a las crías en cajas con cedés de jilgueros cantando. El concurso es una pelea de celo entre machos. Kepa es incluso mejor jilguerista que portero".

Y a Goicoechea no le falta razón, pues el futbolista consiguió en 2010 los dos primeros puestos del  XVII Campeonato de Vizcaya de Pájaros Cantores, organizado por el Café Iruña y el anteriormente citado grupo ornitológico Txori Lagunak en los Jardines de Albia, en Bilbao. Lo hizo gracias a sus dos mejores ejemplares: 'Rocky' y 'Raikkonen'. Dos años antes, en 2008, ganó el mismo campeonato, esta vez con otro ejemplar, 'Oden'. Sin duda, un hobby que no se le daba nada mal al portero más caro de la historia y que ha roto todo los récords gracias a los 80 millones de euros pagados por el Chelsea.