Carlota Serrano

Carlota Serrano

Deportes ATLETISMO

Carlota Serrano, la atleta que venció al cáncer de mama: "Fue de las etapas más bonitas de mi vida"

Tenía 28 años y un estilo de vida muy sano, cuando le comunicaron algo que acabaría cambiándole la vida: "Llegué a pensar en suicidarme". 

Un lazo rosa tatuado en el brazo recuerda cada día a Carlota Serrano su lucha contra el Cáncer de Mama cuando era una atleta de élite. Seis años después, está totalmente recuperada, aunque sigue yendo a revisiones. 

Cuando este sábado se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer de Mama, EL ESPAÑOL relata la historia de Carlota Serrano, que llegó a ser subcampeona de España en 400 metros vallas en 2013 y que, cuando estaba en lo más alto de su carrera deportiva, le diagnosticaron un tumor localizado de mama.

Tenía 28 años y un estilo de vida más sano que la gran mayoría de las mujeres de su edad, como corresponde a una deportista profesional. Tampoco había en su familia antecedentes de cáncer de mama.

Apareció un bulto y llegó el peor pronóstico, que sumió a Carlota en el silencio. "Todos me hablaban, me aconsejaban, pero yo no escuchaba nada. Mi mundo se paralizó, me sentí triste, cabreada, frustrada", cuenta a EL ESPAÑOL. 

Directa al quirófano y después radioterapia y quimioterapia, el palo de recibir la noticia de que tenía cáncer fue muy duro, llegando incluso en pensar en suicidarse. Pero apretó los dientes, se puso el pañuelo y las zapatillas y tiró para adelante con ayuda de su familia y amigos. "Yo quiero, yo puedo y soy capaz" es la frase que siempre acompañará a Carlota. Esta es su historia. 

¿Cómo entra el atletismo en tu vida?

A los 7 años. Iba a patinaje artístico y a baile, pero no era suficiente para quemar mi hiperactividad. Corría de un lado para otro y decidieron apuntarme a atletismo. Así empezó mi historia con este deporte. 

Carlota Serrano

Carlota Serrano

¿Qué es para ti el atletismo?

Lo es todo. Me ha cambiado la vida. Me ha ayudado a superarme, a ser quien soy y a superar cualquier obstáculo y problema. Gracias al atletismo he ido superando poco a poco el cáncer de mama, aunque todavía sigo yendo a revisiones. Recomiendo hacer deporte si tienes cáncer. Es más, yo disputé un torneo de triatlón. 

¿Como recuerdas el subcampeonato de España de 400m vallas en 2013?

Fue algo increíble y muy bonito. Se me pasaron muchas sensaciones al pasar por la meta. Ese año fue muy importante, vine de una lesión del año anterior. 

Con 28 años te detectan cáncer de mama, ¿cómo ocurre todo?

Yo me sentía cansada durante el periodo del comienzo de la temporada, pero sin sentirme mal. No me lo esperaba para nada y me quedé en shock. 

Cuando te confirman el cáncer, ¿qué sentiste?

Se te pasan por la cabeza muchas cosas. Sobre todo miedo y el sentimiento de morirte. No tenemos mucha información, no queremos informarnos. El pronunciar la palabra 'cáncer' nos da miedo e intentamos evitarlo, cosa que es un error. Los primeros pensamientos que tuve fueron que iba a estar en una cama, enferma, muerta en vida. 

¿Te preguntaste que por qué a ti?

Sí. Siendo tan joven y en un buen momento deportivo y cuidándome un montón. Pero si te toca, te toca. 

Cuando te lo confirman, ¿se te pasaron locuras por la cabeza?

Sí. De no querer vivir y no sufrir. Llegué a pensar en suicidarme. Es muy duro todo. La falta de información hace pensar que te vas a morir y que lo vas hacer lentamente. 

Carlota Serrano

Carlota Serrano Foto: Instagram (@carlotatota17)

¿Tardaste mucho en asimilar que tenías cáncer?

No. Estuve un par de meses mal, dejándome llevar. Me puse en manos de la familia y de los profesionales. Al principio es como cuando te meten en una bañera, te hunden y abres los ojos y no escuchas nada. Estaba triste, lloraba y de repente un día, estás en esa bañera y coges aire y sales. Eso hice: pañuelo, zapatillas para correr y así he sido superándolo. Tienes que coger las riendas de todo porque si no, te puede el cáncer. Los pensamientos negativos y el miedo son el peor enemigo.

¿Llegaste a pensar cuanto te quedaba de vida?

Sí. Y a día de hoy también. Por eso intento hacer siempre cosas y estar activa. Quien ha pasado por eso, me entenderá. Es una lucha constante contra el tiempo. Nunca sabes que te puede pasar, ya que en un momento te puede cambiar la vida. 

¿Quisiste ser madre cuando ocurrió todo?

Sí. El cáncer me lo evitó en ese momento. Ahora, ya casi recuperada, sigo teniendo el pensamiento de tener un hijo, pero ahora mismo tengo que esperar. 

¿Qué fue de las cosas más duras del tratamiento?

Ver como se me caía el pelo, aunque a día de hoy ya lo tengo como lo tenía. 

¿Es bueno contar todo y explicar tu experiencia?

Sí. Animo a toda la gente que lo haga. Yo lo saqué a la luz con un vídeo, con otro fin, para ganar unas entradas. Ganamos el concurso y ese vídeo dio la vuelta al mundo entero. Es la mayor satisfacción que he podido tener. Pero también he de decirte que hay que entender a la gente que quiere quedarse cerrada. No hay que castigarles y hay que ponerse en su situación y respetar. 

¿Cuándo es el punto de inflexión para acabar con el cáncer de mama?

Cuando digo que hay que salir adelante. A partir de ahí mi vida cambia totalmente. Me he encontrado a mí misma con la enfermedad, pero tras pasarla, sigo intentando de nuevo encontrarme. Después de pasar todo es muy complicado y hay que saber gestionar todo. Fue una de las etapas más bonitas de mi vida. He aprendido mucho de mí misma y me cambió la vida mucho. 

Carlota Serrano

Carlota Serrano

¿Pasarías otra vez por lo mismo?

No sabría decirte la verdad. No podría decirte ni sí ni no. 

¿Qué es lo que más valoras ahora tras haber casi superado el cáncer?

Valoro más la vida, el tiempo y la gente. Y a uno mismo. 

¿Superar cada 'quimio' era como superar cada valla?

Sí.

¿Cómo te imaginas en un futuro?

No puedo pensar en eso. La vida me ha enseñado que tengo que vivir el presente. 

¿Estás en un foco de la investigación del cáncer de mama, no? ¿Cómo es eso?

Me he convertido en el objetivo de un estudio del Grupo de Investigación del Cáncer de Mama (GEICAM) que pretende determinar cómo repercuten los tratamientos contra el cáncer en los deportistas de alto rendimiento.

El Grupo de Investigación de Cáncer de Mama (GEICAM) puso el foco en mí para así poder comprobar cómo los tratamientos contra el cáncer incidieron en mi rendimiento físico y cómo soy capaz de adaptarme de nuevo al deporte.