Bittori y Miren en Patria.

Bittori y Miren en Patria. David Herranz HBO

Series Festival de San Sebastián

Así son las espectaculares primeras imágenes de ‘Patria’, la serie sobre la novela de Aramburu

La adaptación del fenómeno literario se estrenará en 2020, pero ya hemos podido ver sus prometedoras imágenes.

San Sebastián

Noticias relacionadas

Un viaje hacia un abrazo. Hacia un gesto que termina con una espiral de violencia, de venganza, de silencio. Un abrazo que ha emocionado a todo el mundo. Desde la crítica más sesuda hasta Mariano Rajoy o Belén Esteban. Es el abrazo tímido que se dan Bittori y Miren en Patria, la aclamada novela de Fernando Aramburu y que ahora cobra vida en la esperada serie de HBO que ha creado Aitor Gabilondo.

El Festival de San Sebastián ha sido el marco inmejorable para presentar las primeras imágenes de la serie, y el resultado no puede ser más prometedor. La prensa ha aplaudido y se ha emocionado con las primeras escenas o al ver el resultado de la caracterización de los personajes que tantas veces se habían imaginado. El equipo no podía ni contener las lágrimas al ver por fin el proyecto en el que llevan tanto tiempo volcados.

Un montaje que ha comenzado con el cuerpo de Txato asesinado en el puente y su mujer rota de dolor recogiéndolo sin que nadie se atreva a ayudarla, y que ha seguido con las torturas policiales a los presos etarras, porque Aitor Gabilondo ha dejado claro que se contará el dolor de ambos lados, porque cree que Patria, más que de ETA, habla de “otros dolores, pequeños dolores tapados, que también son el de la madre o la hermana de une etarra, y poder hablar de eso es fundamental”.

Primeras imágenes de Patria.

Ha mostrado esas dos imágenes seguidas para dejar clara la línea editorial de la serie. “Cuando se niega o se ignora, o se desprecia el dolor ajeno, es cuando se envenenan las relaciones, y de eso va la serie. Los personajes se van atrincherando, se van separando unas familias que eran amigas y refugiando en su propio dolor”, ha dicho a la vez que ha dejado claro que ese abrazo “no es la única opción”. “Se puede no abrazar, se puede odiar, pero es en la que yo creo La sangre derramada por unos parece justificada por la que antes derramaron otros, y eso es un círculo sin final, y esas dos mujeres deciden terminar con ese ciclo de odio”, ha concluido

Para Gabilondo es un proyecto que excede lo profesional para entrar en el terreno de lo personal. Por eso compró los derechos de la novela antes de que fuera un fenómeno. “Soy de Donosti, soy vasco y nací en los 70. He crecido siempre con la violencia de fondo. Hay muchas películas sobre ETA, pero esta novela se contaba a ras de suelo, con dos familias con las que todos nos sentíamos identificados. Una novela puedes leerla de muchas formas, pero a mí lo que me interesaba es que era catártica.

El personaje de Nerea en Patria.

El personaje de Nerea en Patria. David Herranz HBO

Tiene claro que “si no hubiera terminado como termina no me hubiera interesado, porque me parece que más que hablar de ETA, de la violencia o de las torturas, es un viaje hacia el futuro, hacia un abrazo que es duro. Es difícil equilibrar justicia y reconciliación. La memoria, tanto la persona como la colectiva, es muy traicionara, y mostrar ese abrazo es lo que justifica esta serie, pero para que funcione hay que contar crudamente el dolor que viven estas familias, porque aquí hay heridas que están abiertas”.

El creador de la serie -que han dirigido Félix Viscarret y Óscar Pedraza- tuvo muy claro que rodaría en Euskadi, y que habría un sólo actor por cada personaje, a pesar del gran arco narrativo que aborda. Grabar en su tierra era muy importante: "Hacerla aquí era un reto, porque no sabía cómo la iba a recibir la gente ni cómo lo iba a vivir yo, cómo me iba a remover. También al elenco, que son de aquí, pero era fundamental. Había que dotarlo de verdad. A los directores y directores de fotografía les dije que hay un recuerdo emocional muy fuerte en todos nosotros, y que si no estaba a la altura de lo que recordábamos sería una decepción".

En las imágenes mostradas a la prensa se ha podido ver una manifestación en los años 80 en el Bulevar de San Sebastián que ha dejado a todos con a boca abierta y que justifica la decisión de rodar en sitios reales que el director recordaba "con autobuses quemados, manifestaciones, y que ahora o se parece en nada". La puesta de largo de Patria, que Aitor Gabilondo considera más "un reescalado que una adaptación" no puede ser más prometedora. Bittori y Miren han cobrado vida, y su abrazo volverá a unirnos y emocionarnos.