El cantante argentino Cacho Castaña.

El cantante argentino Cacho Castaña.

Música La cultura del abuso

El cantante Cacho Castaña: "Si la violación es inevitable, relajate y gozá"

El compositor ha indignado a Argentina con unas graves declaraciones acerca de la violencia sexual machista. La cantante Vicky Buchino ha publicado una carta donde cuenta cómo intentó abusar de ella durante su juventud. 

El cantante y compositor argentino Cacho Castaña ha indignado a Argentina con unas graves declaraciones acerca de la violencia sexual machista. “Si la violación es inevitable, relajate y gozá”, espetó el músico. Los presentadores del programa Involucrados, donde se encontraba Castaña, ya le advirtieron del peligro que escondían sus palabras. Él, para excusarse, dijo que se trataba de “un viejo refrán que habla de muchas cosas, no solamente de la violación”. “Yo trato de ponerle humor a lo que es tan complicado”.

Pero los usuarios de redes sociales no tardaron en recordar extractos de algunas de sus canciones, como “Si te agarro con otro, te mato, te doy una paliza y después me escapo”. Ahora la cantante Vicky Buchino, enfadada por la declaración de Castaña, ha publicado una carta en Facebook donde relata cómo intentó abusar sexualmente de ella durante su juventud. “Comenzaste a decirme que yo 'te volvía loco', que 'mi piel', mi 'boca' y blah blah. Pero no te conformaste con eso, comenzaste a masturbarte. En mi 'face', mientras hablabas de mis 'atributos'", relata en la misiva. 

El contexto de este caso de acoso, según cuenta la cantante, se dio en un coche, cuando ella acababa de empezar a trabajar en la música. En ese entonces él prometió que la ayudaría a grabar un disco. “Yo, como en las películas, no encontraba (seguramente por el pánico) la manija del auto. Cuando la encontré, te dije algo… no recuerdo. Y salí corriendo para despertar a mi mamá y contarle todo", cuenta.

El contexto de este caso de acoso, según cuenta la cantante, se dio en un coche, cuando ella acababa de empezar a trabajar en la música. En ese entonces él prometió que la ayudaría a grabar un disco

La misiva continúa así: "No me voy a olvidar jamás la cara de mi madre y sus palabras: 'no hagas caso, hija, está mal de la cabeza. Eso sí, qué desilusión. No le digas a tu padre porque lo mata'. Esto lo superé. Gracias a mi terapia y a entender que eras un pobre tipo. Fin. No hables más, Cacho Castaña. No nos nombres más (a las mujeres, digo). Ya sabemos de tus hazañas; del 'baúl' de Mar del Plata. Y de todas tus historias con medio ambiente artístico. Pero ya fue. No hables más de las mujeres".

Y cierra: "Cantá como puedas, escribí. Y agradecele a dios, el universo o quien sea, tus logros. Pero no hables más de 'las mujeres'; que 'SÍ', tenemos cerebro (…) Ah, por cierto, te felicito por considerarte un "poeta”. Y no vuelvas a referirte a violaciones… no sabés de qué hablás. Sé hombre. Alguna vez; Humberto Castaña. Ya va siendo hora. Buena vida y mucha salud; sobre todo mental", concluyó en su texto.