Un hacha de unos 6.000 años de antigüedad hallada a finales del siglo XIX en la localidad lucense de Vilalba fue probablemente elaborada en lo que hoy es Italia y pasó por Bretaña (Francia) antes de acabar en Galicia, según un grupo de investigadores de varios países.

Noticias relacionadas

El hacha fue fabricada partir de una roca verdosa de la zona alpina del Piamonte italiano y "de mano en mano, esta pieza acabó llegando a la Bretaña francesa, región en la que fue modificada al practicarle una perforación", señalan los investigadores.

"Tal vez encarando los peligros de una travesía marítima, el hacha arribó al norte de Galicia", añaden los autores del estudio, publicado en la revista científica Journal of Lithic Studies de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido), informa la Universidad de Santiago de Compostela (USC)

Los investigadores, tras una serie de análisis mineralógicos y elementales, han podido determinar el recorrido del hacha descubierta a finales del siglo XIX en la parroquia lucense de Vilapedre, perteneciente al municipio de Vilalba, y que es "la única pieza de estas características encontrada hasta ahora en toda la península Ibérica", indica la USC.

El estudio se ha efectuado en base a los análisis del hacha de Vilapedre y de varias muestras de jade y de otras piedras verdes procedentes de diversos puntos de los Alpes italianos, donde estas materias primas fueron explotadas durante el Neolítico.

Según uno de los investigadores, Ramón Fábregas, "el hacha de Vilapedre fue transportada originalmente a la Bretaña francesa, donde habría sido remodelada siguiendo los gustos locales" por lo que fue pulida "hasta dotar su superficie de un brillo especular" y perforada en su parte proximal o talón "probablemente para ser empleada como adorno destinado a lucir colgado en el pecho de algún individuo prominente".

De la Bretaña fue posteriormente transportada al norte de la provincia de Lugo, "probablemente por mar, tal y como sugiere la ausencia de este tipo de hachas perforadas en otras áreas al sur del valle del río Garona", añaden los investigadores.

Los autores del estudio son, además de Fábregas, los investigadores Óscar Lantes y Arturo de Lombera, de la citada universidad gallega, en colaboración con otros de la Universidad Nova de Lisboa y del Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS) de Francia.