Técnicos y arqueólogos han reanudado este jueves una excavación que se inició en el Patio de los Naranjos de la Mezquita-Catedral de Córdoba en 1934 y que tuvo que ser paralizada debido a la Guerra Civil. El Cabildo de la Catedral de Córdoba ha informado de que este proyecto de investigación pretende reivindicar el legado del arquitecto y conservador Félix Hernández y será dirigido por los profesores Alberto León y José Antonio Garriguet.

Noticias relacionadas

En 1934 Félix Hernández abrió gran parte del parterre occidental del Patio de los Naranjos, donde se localizó el muro norte de la mezquita fundacional de Abderramán I, el cimiento del alminar construido por su hijo Hisham I y diversos muros pertenecientes a la ocupación anterior, entre los que se incluía un pórtico columnado.

Sin embargo, en el verano de 1936, mientras se llevaba a cabo la documentación y estudio de estos hallazgos y se esperaba la autorización para continuar los trabajos de excavación, comenzó la Guerra Civil, motivo por el que se detuvo la investigación y se rellenaron los sondeos abiertos, dejando las labores sin acabar. Este trabajo aún constituye, a día de hoy, una de las primeras y más importantes excavaciones realizadas en la Mezquita-Catedral.

Ahora, 80 años después de esta actuación, la Universidad de Córdoba, de la mano de sus profesores Alberto León y José Antonio Garriguet, ha iniciado un proyecto de investigación para reivindicar el legado de Félix Hernández, fallecido en 1975, y que contó con la colaboración del Museo Arqueológico de Córdoba, donde se conserva este archivo de carácter personal. En este contexto se revisaron los cuadernos de campo del excavador, fotografías y planos, entre los que se encontraban los datos de su investigación arqueológica en el Patio de los Naranjos.

La intervención reiniciada ahora pretende reexcavar los escombros con los que se cubrieron los elementos hallados en los años 30 del siglo XX, para documentarlos con fotografía y planimetría, completando la inexistente lectura estratigráfica. Estas labores permitirán finalmente interpretar los hallazgos, culminando así los estudios emprendidos por Félix Hernández y retomados por el proyecto de investigación antes citado.

Los trabajos, que cuentan con la autorización pertinente de la delegación de Cultura de la Junta de Andalucía, están siendo dirigidos por el profesor del Área de Arqueología Alberto León y el arqueólogo del Cabildo Catedral, Raimundo Ortiz, mientras que están financiados por la propia institución capitular.