Carlos Saura e Isabelle Huppert en Madrid.

Carlos Saura e Isabelle Huppert en Madrid. EFE

Cine Premio al Cineasta

Carlos Saura: “Me da miedo hablar de las mujeres porque me llaman machista”

El director ha recibido el Prix Diálogo 2018 a la Amistad Hispano-Francesa junto a Isabelle Huppert y ha hablado de su carrera, del feminismo y de su proyecto más esperado.

Noticias relacionadas

La relación entre Francia y España siempre ha sido de amor-odio. Desde España siempre hemos procesado una especie de envidia hacia ellos, especialmente en el ámbito cultural. Allí los políticos cuidan el arte, y la gente se vuelca. Que se lo digan al mundo del cine, que mientras aquí tiene que suplicar un tratamiento justo por las autoridades, allí es considerado como un sector fundamental al que se protege. La gente, además, ama sus películas. El cine francés nunca ha sido un arma política o el centro de las críticas de los partidos, sino algo de lo que sentirse orgullosos.

Sus espectadores, incluso se han volcado con películas españolas que han triunfado más fuera de nuestras fronteras que dentro. Magical Girl terminó su carrera comercial con más espectadores en el país vecino que aquí, y la pasión que han mostrado siempre por Almodóvar está fuera de dudas. Otro de los directores que Francia siempre ha tenido en su altar es Carlos Saura, que compitió en 1960 en el Festival de Cannes, donde estuvo en varias ocasiones, hasta en aquel convulso certamen de Mayo de 1968 cuando se canceló justo durante la proyección de Peppermint frappé.

Por ello era lógico que el premio que entrega la Asociación Diálogo a la Amistad Hispano-Francesa fuera en algún momento a sus manos. Para completar la dupla premiada (siempre se escoge a alguien del país vecino), ha venido a Madrid la actriz Isabelle Huppert, musa del cine de autor más radical y una de esas intérpretes a la que Saura escribiría un papel si en España le dejaran rodar todo lo que quisiera.

El porvenir de la cultura depende de la labor del Gobierno, de que bajen los impuestos, que la gente del cine lo tenemos al 21% y es una barbaridad

Saura ha reconocido que Francia es su segundo país, y que si ha podido rodar hasta ahora ha sido gracias a su ayuda. “Cuando Los golfos estuvo en Cannes tuve la oportunidad de conocer a los mejores directores de la época, y sobre todo a Buñuel, y eso fue un momento inolvidable y dio lugar a una amistad que duró hasta su muerte. Lo más importante de esta relación francesa-española es que exista también en forma de coproducción con intereses y metas comunes”, ha asegurado el director, que también ha valorado ese amor de los franceses y sus gobernantes por la cultura.

Cada vez que voy a París me encuentro con que en Francia se valora más la cultura que en este país, es un reproche que hago, porque hay gente que hace un esfuerzo gigantesco, que tiene talento, y que se han tenido que ir al extranjero porque aquí no son bien recibidos o no se les ha dado la importancia que tienen. Francia protege su Cultura, y yo solicito al nuevo Gobierno es que esto en España cambie, y que la cultura con mayúsculas sirva para dar una educación mejor, y que se proteja a los artistas. Yo he tenido mucha suerte, y he tenido una recompensa en vida que es incluso inmerecida, pero hay gente en España con muchas cosas que decir, gente inteligente trabajando que puede ofrecer cosas. El porvenir de la cultura depende de la labor del Gobierno, de que bajen los impuestos, que la gente del cine lo tenemos al 21% y es una barbaridad”, ha zanjado.

Huppert y Saura en la rueda de prensa.

Huppert y Saura en la rueda de prensa.

Saura y las mujeres

En el encuentro de Huppert y Saura con los periodistas también se habló sobre el nuevo papel de la mujer en el Gobierno, algo que la actriz conocía y que alabó, y sobre el auge del feminismo el último año. Saura se mostró cauto con sus palabras, porque “ahora me da mucho miedo hablar de las mujeres porque me llaman machista”. “Yo respeto a las mujeres, porque son más inteligentes y más guapas que los hombres, y ahora están en el poder, porque tienen todo los elementos para estar ahí, ahora a ver cómo lo hacen, porque espero que no copien los errores de los hombres, y si lo consiguen será una maravilla. Las mujeres al poder, por qué no. Están mejor educadas, y están dominando las universidades. En mis películas he intentado ser respetuoso siempre con ellas”, ha añadido.

Las mujeres son más inteligentes y más guapas que los hombres, y ahora están en el poder. Espero que no copien los errores de los hombres, y si lo consiguen será una maravilla

Huppert ha aclarado que aunque siempre le digan que interpreta a mujeres fuertes, nunca le ha obsesionado esa idea. “Creo que realmente no son fuertes, sino frágiles pero resistentes. La mayoría de los personajes resisten con los medios que encuentran, y a veces no son los más agardables. Se ven obligadas a luchar con esos medios, porque quieren sobrevivir y es más difícil en esas situaciones extremas, y creo que eso es aplicable a las mujeres y a los hombres, porque el destino de la mujer es universal”.

En esa línea Saura ha manifestado su pesimismo por el ser humano, al que ve empecinado en enfrentarse a sus semejantes. “La guerra parece cada vez más inevitable. Supuestamente somos cada vez más civilizados y parecemos mejores, pero seguimos sin evitar las confrontaciones por motivos económicos o religiosos. Las religiones piensan que el ser humano es maravilloso, pero yo creo que en el fondo somos animales, mamíferos que defienden sus intereses”, ha apuntado el director de Cría cuervos que tiene pendiente el rodaje de su filme maldito sobre la creación del Guernica. Un proyecto que tenía junto a Antonio Banderas y con el guion finalizado pero al que han encontrado dos dificultades: su oposición a rodarlo en inglés y la serie que acaba de hacer el actor español y que le “gusta regular”.