Bayona prueba una escena con una marioneta de dinosaurio.

Bayona prueba una escena con una marioneta de dinosaurio.

Cine Cine

La troupe de Bayona: así son los magos que han hecho que los dinosaurios hablen español

Hace 25 años Steven Spielberg revolucionaba Hollywood con una superproducción que adaptaba una novela de Michael Crichton: Parque Jurásico. El genio resucitaba a los dinosaurios gracias a unos efectos especiales revolucionarios y su habitual pulso narrativo y visual. Spielberg cambió la forma en la que la industria concebía los taquillazos e inició una franquicia que él mismo continuó en El mundo perdido y que Joe Johnston dejó tocada y hundida con su tercera entrega.

Hace tres años, en plena fiebre de rescate nostálgico, los dinosuarios de Spielberg volvieron a andar. El director daba un paso atrás, pero controlaba la saga desde el puesto de productor ejecutivo y dejaba que Colin Trevorrow, formado en el cine indie, se encargara de una película que tenía en cuanta lo ocurrido en los capítulos anteriores, pero presentaba nuevos personajes y una línea narrativa nueva.

La película reventó la taquilla, y la secuela se convirtió en uno de los proyectos más deseados por los directores. Spielberg tomó la palabra y sorprendió con la elección. La de un chaval español que con sus anteriores películas había revolucionado el cine español y se había empezado a oír en Hollywood. Juan Antonio Bayona cumplía así su sueño de trabajar con él, y hacía historia en el cine español al ser nuestro primer director que se encargaba de una superproducción.

Entrevista a J. A. Bayona

Donde otros hubieran aceptado y realizado su trabajo sin rechistar, Bayona demostró su compromiso con nuestra industria haciendo que Jurassic World: el reino caído (estreno este viernes) tuviera algo de nuestra industria. Descartado rodar en España por los bajos incentivos fiscales, el director propuso y consiguió que su troupe habitual se uniera al proyecto. Estos son los magos que han hecho que un blockbuster de Hollywood sea parte de nuestro cine.

Belén Atienza, la mano derecha

Es la mujer más poderosa del cine español, y también ha hecho historia con esta película. Desde el tráiler emocionaba leer que entre los nombres de Spielberg o Frank Marshall apareciera el de Belén Atienza. Ella es la mano derecha de Jota, la persona de quien más se fía, y sin la que hubiera sido imposible este viaje.

Como la describía su compañero Enrique López Lavigne en este periódico: “ella puede conseguir lo que quiera”. Atienza fue la que escuchó en la radio a María Belón contar su historia y supo que ahí había una película para Bayona. Ya demostró que el cine español puede levantar y financiar películas de grandes presupuestos, y ahora que una española puede producir Parque Jurásico.

Belén Atienza y Juan Antonio Bayona.

Belén Atienza y Juan Antonio Bayona.

Óscar Faura, la luz

Jurassic World: el reino caído, es la entrega más oscura de todas. Tiene mucho de terror gótico, también de cuento perverso. Quien mejor para ello que el responsable de haber puesto luz a Un monstruo viene a verme. Oscar Faura es uno de nuestros mejores directores de fotografía, y capta la esencia de lo que Bayona busca en cada plano.

Faura ha rodado ya en Hollywood filmes como Descifrando Enigma, y tiene un Goya por la anterior obra de Juan Antonio Bayona, a quien ha acompañado en su aventura hollywoodiense. A partir de ahora le lloverán las ofertas. Atentos al prodigio de fotografía y dirección que es la primera escena, con una escalera, unos focos y un Tiranosaurio Rex como protagonistas.

Bernat Vilaplana, el orden

Bernat Vilaplana es el montador oficial de Juan Antonio Bayona. Lo ha sido en sus dos anteriores películas, y se ha ido a poner orden en una superproducción en la que el ritmo es fundamental, y su montaje consigue crear tensión y que todo fluya y parezca fácil. Lo ha demostrado con Bayona, pero también con Guillermo del Toro, con quien ha colaborado en La cumbre escarlata y El laberinto del fauno. Vilaplana tiene ya tres goyas, y los que le quedan por recibir.

Oriol Tarragó, el sonido

El sonido es fundamental en una película como Jurassic World: el reino caído, y más en esta secuela que funciona como una película de terror en la que cada sonido cuenta. Es la película más ambiciosa de Oriol Tarragó, que ya se había lucido en Un monstruo viene a verme, pero que aquí se ha tenido que encargar de que los dinosaurios rujan como deben y todo empaste a la perfección.

Oriol Tarragó es el responsable del sonido de la película.

Oriol Tarragó es el responsable del sonido de la película.

Tarragó es uno de los profesionales más prolíficos del cine español. No sólo es uno de los colaboradores habituales de Bayona, sino que también es el responsable del sonido de películas como Superlópez o Tadeo Jones, y de series como Sé quién eres.

Eugenio Mira, el ayudante de lujo

En las grandes producciones existe eso que se llama la segunda unidad. Un equipo que se encarga de rodar escenas de acción, planos de situación, o de continuidad para que el director principal no gaste más tiempo y dinero de producción. Para ello lo mejor es tener a alguien de confianza, que conozca tu estilo a la perfección y lo que buscas hasta en un plano que parece insignificante.

Bayona tiene un ayudante de lujo en estas lides, Eugenio Mira. Amigos desde hace años, Mira ha demostrado que también es un realizador capaz de ejercicios de estilo como Grand Piano o Agnosia.