El historiador del arte Juan Luna Fernández, exconservador del Museo del Prado, falleció este fin de semana en Madrid a los 74 años de edad. Fue Jefe de pintura francesa, inglesa y alemana de 1986 a 2002 y, desde 2003 hasta su jubilación, lideró el Departamento de Pintura del siglo XVIII. No obstante, su relación con la pinacoteca nacional antes de obtener una plaza fija vía oposiciones se remontaba a 1969, cuando comenzó a colaborar a la edad de 23 años.

Noticias relacionadas

A lo largo de su carrera en el Museo del Prado, Luna actuó como comisario de diversas exposiciones en el Prado dedicadas a artistas como Tiziano, Delacroix, Frans Hals, Luis Meléndez o a la pintura holandesa del Siglo de Oro. Además, escribió libros, guías, artículos y ponencias para congresos, todos ellos relativos a las colecciones de la pinacoteca.Otra de las grandes muestras que dirigió fue la que el museo dedicó a Francisco de Goya en el 250 aniversario de su nacimiento.

Asimismo, impartió clases como profesor asociado en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid y en otros centros universitarios y dirigió varias tesis doctorales. En una de sus últimas charlas, el doctor en Historia del Arte reconocía que "la enseñanza ha sido siempre una vocación, y el Museo del Prado ha sido el complemento de esa etapa de investigación, con la realización de grandes exposiciones, dentro y fuera de España".

Luna fue un hombre dedicado en cuerpo y alma a la historia del arte, estudioso profundo y redescubridor de artistas olvidados, como Michel Ange Houasse, a quien logró dedicarle una exposición monográfica organizada por el Ayuntamiento de Madrid en 1981. Sus estudios destacaron sobre todo en el ámbito del influjo de la pintura francesa en España y en el siglo XVIII, pero también realizó trabajos centrados en el siglo anterior. Buena muestra de ello ofrece la exposición dedicada en el Prado a Georges de La Tour en 1986.

El historiador, por otra parte, era académico numerario de la Real Academia de Doctores y correspondiente de la Real Academia de Santa Isabel de Hungría de Sevilla. Y había formado parte del Patronato del Museo Español de Arte Contemporáneo y de la Junta Superior de Museos de España.

Entre los otros reconocimientos de su biografía se encontraban el de patrono de la Real Fábrica de Vidrio y Cristal de La Granja, presidente de la Alliance Française de Madrid, vocal de la junta directiva de la Fundación Hispano-Británica, miembro de la Societé de l'Histoire de l'Art Française y del Centro de Estudios del Siglo XVIII y socio de honor del Instituto Francés de Madrid.