La quinta generación de consolas de PlayStation ya está aquí. PS5 hace su debut mundial este jueves, aunque España y otros países deberán esperar todavía una semana más. Se lanza al mercado con un objetivo: repetir el éxito del anterior sistema de sobremesa de Sony.

Noticias relacionadas

Ha pasado ya mucho desde que en abril de 2019 Mark Cerny, jefe de diseño, revelara oficialmente a Wired que estaban trabajando en ella. Ahora, en un momento en el que los videojuegos son una parte fundamental a nivel cultural y de entretenimiento, PlayStation 5 quiere ser más y quiere ser mejor. 

Esto implica mejoras técnicas de procesador, GPU y tarjeta gráfica para lograr los tan ansiados 60 fps, el trazado de rayos o la resolución 4k en los juegos. Hay otros avances todavía más prácticos como su lector óptico 4K UHD Blu-Ray, que sirve para reproducir películas, o su sistema de refrigeración, que ha resultado en una consola con un diseño llamativamente grande.



Y, más allá de todo esto, PS5 también quiere ser diferente. Y no sólo en su catálogo de juegos anunciado. El propio soporte para jugarlos abre nuevas posibilidades para su desarrollo y para su disfrute. Estos son los principales cambios que suponen un auténtico salto generacional:

Accesibilidad

Lo primero que se ve, o que se escucha, al encender la PlayStation 5, son las opciones de su menú, que ayudan a configurarlo para personas con distintos grados de discapacidad visual. Es algo en lo que los videojuegos están dando un paso adelante, especialmente notable en el último año.



El dictado del texto era una función que estaba disponible en la anterior generación exclusivamente en Norteamérica. Con PlayStation 5 desde el segundo 1 están acogiendo a todos los jugadores. Un avance tan importante como los demás. Permite por tanto, activar el dictado por voz, eligiendo su velocidad, tipo de voz y volumen, además de ajustar los colores y tamaños de los textos en pantalla.

Disco duro SSD

Uno de los cambios más esperados es el uso de un disco duro SSD que permite que los tiempos de carga sean, desde ahora, mínimos. Se acabó lo de aprovechar el tiempo para leer WhatsApp o Twitter mientras carga ese enorme mundo abierto o se pasa a un nuevo nivel. Con el SSD Sony ha metido la quinta marcha: la velocidad es una de sus claves.



Todo es cuestión de pocos segundos. Ya sea para llegar del menú principal al juego o para cualquiera de las cargas que surjan durante la partida. Gracias a esto el tiempo para jugar se dedica precisamente a eso. Esta evolución, previsiblemente, cambiará la forma de desarrollar los juegos ya que hasta ahora, en muchos casos los mapeados contenían un escenario estrecho que estaba ocultando la carga de lo que venía a continuación. 

La pega es que cuenta con 667,2 GB disponibles para almacenar juegos, aplicaciones o contenido. Algo que se puede quedar algo corto a largo plazo, si bien se puede ampliar con futuros discos duros compatibles.

DualSense

Es, seguramente, el cambio más atractivo que propone PlayStation 5: su mando. cuatro generaciones después, el DualShock dice adiós y el DualSense toma el relevo. Lo hace como un elemento absolutamente diferencial y que justifica el cambio en la denominación del controlador.

Su mayor baza es la llamada retroalimentación háptica. Se trata de la jugarreta que los ingenieros de PlayStation le han hecho a su equipo de marketing porque supone una de sus novedades más impresionantes y la más complicada de explicar. Mediante dos activadores, diferentes a los motores usados habitualmente para la vibración, el mando logra transmitir sensaciones.

Los mejores ejemplos hasta ahora se muestran en el juego que viene instalado en la consola, Astro's Playroom. Ahí se puede sentir cómo se agarra un objeto o cómo el raje en el que va su personaje es propulsado. 

Cuenta además con gatillos adaptativos que generan cierta resistencia si la jugabilidad lo requiere, tal como puede ocurrir con la cuerda de un arco o el gatillo de un arma. Incluye también sensor de movimiento, altavoz y micrófono, al que incluso se le peude soplar en Astro's Playroo para ciertas mecánicas jugables).

Audio 3D

El audio 3D ha tenido muchos nombres, siendo también conocido como 360. En el caso de PlayStation 5 se llama Tempest. Consiste básicamente en una evolución del surround, que permite, de forma mucho más precisa, localizar de dónde viene el sonido.



Así se puede saber dónde está el enemigo que está atacando o de dónde viene ese sonido que el jugador investiga. Algo pensado para crear una sensación atmosférica más realista. En los primeros juegos de PlayStation 5 todavía ha quedado margen para demostrar la progresión de este sistema respecto a otros como el 7.1 Por ahora funciona con auriculares pero en el futuro el propio altavoz del televisor podrá reproducir sonido con estas características.

Actividades

Disfrutar de los juegos es ahora más fácil e intuitivo y permite nuevas opciones gracias al sistema operativo de la consola, muy bien planteado. Por un lado, la lista de juegos, que cobran todo el protagonismo en pantalla. Por otro, la sección multimedia. La Store donde comprar los juegos digitales está integrada ahora con la interfaz, de manera que todo es más dinámico. En una esquina, los ajustes del sistema y del perfil. El resto de opciones están en un menú inferior que aparece con solo pulsar el botón central.

Todo esto tiene su repercusión a la hora de jugar: PlayStation 5 ha creado un sistema de fichas de actividades, que aparecen desde cada juego o en el menú inferior y que permiten pasar a secciones de los títulos directamente desde ahí. Esto supone que el jugador puede comenzar una misión o un nivel sin tener que pasar por el menú del juego o incluso sin tener que desplazarse hasta allí, si el juego lo permite.

Estas fichas de actividades vienen acompañadas de pequeños vídeos que sirven a modo de guías o tutoriales para que se sepa cómo conseguir cierto objeto o vencer al enemigo de turno. Una ayuda especialmente útil para muchos jugadores.