El cantante sevillano José Manuel Rodríguez, conocido como el Mani, ha fallecido este miércoles a los 59 años en el hospital San Juan de Dios de Bormujos (Sevilla), donde llevaba unos días ingresado por una fuerte infección.

Noticias relacionadas

Fuentes cercanas a la familia han confirmado a Efe el fallecimiento del que fue uno de los más importantes intérpretes de sevillanas desde mediados de los años 80, con varios discos de oro durante su carrera, que en 2013 sufrió la amputación de una pierna por un problema de salud que él definió como una "mezcla de diabetes e infección".

Nacido en la localidad sevillana de Gines, contaba con varios reconocimientos, como la Medalla de Oro de la Provincia de Sevilla, una distinción recibida hace siete años, que entrega cada año la Diputación con motivo del Día de la Provincia, y que supuso un reconocimiento a su trayectoria profesional.

Tras iniciarse musicalmente siendo apenas un niño en el Coro Virgen del Rocío de la localidad, donde pronto se convirtió en la voz solista, en 1987 José Manuel 'el Mani' inició su carrera en solitario con la publicación de su primer trabajo discográfico, titulado Mi amor se llama Sevilla.

Al año siguiente, en 1988, graba su segundo álbum, Cosas de Sevilla, que incluía el conocido tema Candela, que supondría un enorme éxito a nivel nacional, logrando su Primer Disco de Platino (el primero también de un artista andaluz con una discográfica andaluza, Senador).

Desde entonces, con más de 25 discos a sus espaldas, 'el Mani' cuenta con un amplísimo repertorio compuesto principalmente por sevillanas, aunque también ha grabado baladas, canciones, rumbas y fandangos de Huelva.

Reconocimientos

A lo largo de sus más de tres décadas de trayectoria, ha cosechado numerosos premios, entre los que destaca la Medalla de Oro de la Provincia de Sevilla, otorgada por la Diputación en 2013, o el galardón como Ginense del Año, concedido por el Ayuntamiento de la localidad en 2010 en la categoría 'Embajador de Gines', donde además cuenta con una calle con su nombre.

Su cercanía y generosidad le llevaron a participar en infinidad de festivales y actos solidarios para ayudar a numerosas causas, siendo siempre además una persona especialmente querida y admirada en la localidad, lo que le llevó en su día a ser elegido para encarnar a Gaspar en la Cabalgata de Reyes Magos (1988) y al Ninfo del Carnaval (1990).

Fiel cada año a su cita con el camino del Rocío de la Hermandad de Gines, su prodigiosa e inconfundible voz está ya para siempre asociada a diversos momentos de la romería, como el paso por el vado de Quema o la presentación del Simpecado a la Virgen el Lunes de Pentecostés en la Casa de Hermandad de Gines.

En palabras del alcalde de Gines, Romualdo Garrido, de donde era natural el artista, "se trata de una pérdida absolutamente irreparable para todos los que hemos tenido la suerte de conocerle. La música y el arte han convertido los nombres de 'el Mani' y Gines en sinónimos, haciendo de José Manuel uno de nuestros grandes embajadores fuera de nuestras fronteras. Por ello, es de justicia que le recordemos como lo que siempre fue: un auténtico mito en el mundo de la música que supo llevar siempre a su pueblo por bandera".