Lírico, integrante del mítico grupo de rap Violadores del Verso, fue arrestado el pasado miércoles por agredir presuntamente a una joven de 27 años y causarle lesiones de gravedad. Pasó a disposición judicial y ahora se encuentra en prisión. Según informa El Mundo, la chica no era su pareja y no mantenía con ella ninguna relación emocional conocida, por lo que los hechos denunciados no corresponderían a la línea de investigación de un caso de violencia de género.

Noticias relacionadas

El asunto tiene doble vuelta: el pasado miércoles, el consistorio de Alcalà de Xivert revelaba en un comunicado que fue el propio Lírico quien había llamado a la Policía Local pidiendo ayuda. Denunciaba entonces unas supuestas molestias que le estaría infligiendo la mujer. Según fuentes cercanas, se trataría de una fan que lo perseguía e increpaba constantemente. Cuando los agentes se presentaron en la urbanización de los hechos, se encontraron al rapero visiblemente nervioso y con lo que parecían manchas de sangre en su zapato. Él explicó que había discutido con una mujer "que me increpa continuamente". 

Los expertos encontraron a la joven gravemente lesionada por todo el cuerpo. La presunta víctima se habría quedado abandonada en una zanja situada a 200 metros de la vivienda de Lírico. Fue trasladada al Hospital General de Castellón. Presentaba politraumatismos por todo el cuerpo y contusiones con pequeños cortes, pero ya se encuentra estable.

El artista formó parte en los noventa de la mejor banda de rap español, criada en Zaragoza y liderada por Kase O. El trabajo de Lírico se caracterizó por la inclusión de cultismos, huyendo del egotrip. Ahí algunos de sus temas más célebres: No somos ciegos, Querer no es poder o Asómate.