La restauradora y asesora del Plan Nacional de Emergencias y Gestión de Riesgos en el Patrimonio Cultural, Concha Cirujano, ha expresado este miércoles que es inevitable que haya patrimonio cultural abandonado en España porque "hay mucho" y porque "los recursos son bastante escasos". "Queda muchísimo por hacer y hay muchísimos bienes que están en una situación muy precaria, cuando no de abandono", ha recordado.

Noticias relacionadas

Asimismo, ha apuntado que no supone un peligro para estos espacios los 'youtubers' que entran a explorarlos. Así lo ha asegurado ante la prensa minutos antes de inaugurar el 'Curso internacional sobre gestión de riesgos y emergencias en el patrimonio cultural', que se enmarca en los Cursos de Verano de la Universidad Complutense de Madrid en San Lorenzo de El Escorial, donde ha anotado que "se ha avanzado muchísimo en la protección del patrimonio", aunque "siempre será insuficiente".

"Hay mucho patrimonio cultural y los recursos son bastante escasos", por lo que "hay que repartirlo", ha señalado Cirujano, quien ha apuntado que, durante los últimos años, se ha trabajado bastante en la preservación y conservación de un gran número de espacios, aunque, "evidentemente, siempre será insuficiente", porque España es "uno de los países con mayor número de elementos patrimoniales".

"Hay cosas que sí que están abandonadas, pero yo creo que se ha avanzado mucho", ha expresado la restauradora, quien también ha señalado que es inevitable que se acaben deteriorando los espacios, porque "hay que priorizar" los fondos monetarios. "Si tuviéramos todos los recursos en el patrimonio, se podría hacer, pero hay que priorizar", ha defendido.

En este sentido, Cirujano ha señalado que "está en el ánimo de todos" trabajar en la conservación del máximo patrimonio cultural posible, porque ya se han dado "pasos gigantescos". No obstante, ha indicado que, todavía, "queda mucho por hacer". 

Además, ha explicado que, en principio, no debería de suponer un peligro para el patrimonio cultural que haya 'youtubers' que se adentren en estos espacios abandonados para subir contenidos a la red social YouTube o para hacer fotografías, "siempre y cuando estos profesionales, simplemente, se ciñan a registrar lo que hay".