A mí una de las cosas que menos me gusta de MasterChef Celebrity es la cocina. Puede que haya por ahí quien lo encuentre incongruente, razón no le falta, pero es así. No me gusta verlos cocinar, ni siquiera me entusiasma presenciar los supuestos piques que existen entre los concursantes, que no se creen ni ellos y que dan un poquito de pena. Eso son minucias y tonterías. Yo me hago palomitas y me fijo mejor en los pequeños gestos, en los ademanes discretos, en esas miradas que nadie ve, en ese trato subrepticio entre los vips. 

Noticias relacionadas

¡En las rencillas que sienten y que intentan camuflar! Ahí está lo interesante del percal. Y ya os puedo adelantar que entre Gonzalo Miró (39 años) y Juanjo Ballesta (32) no hay ni una pizca de buen rollo. ¡Se acuchillan con la mirada! ¡Se matan! De hecho, no se aguantan y sienten celos y competitividad a muerte, a degüello. Si se fijan en el plantel de concursantes -quitando por edad a Nicolás Coronado (32), que juega en otra liga de tan dulzón, y a Jesús Castro, el malote del barrio-, se miden de igual a igual. El Celebrity es su ring particular. Es más, me juego una parte de mi cuerpo a que se conocían de antes. 

A Miró le gustaría ser la mitad de popular que es Juanjo, tener su gracia y desparpajo. Y es que, para colmo de males, resulta que Juanjo es el favorito del jurado y lo han elegido toda la noche para hacer de todo: equipos y elegir qué se cocina. Todo lo ha decidido él, el nuevo Dios, como premio por haber sido el mejor en la prueba de exteriores de la semana pasada. ¡Toma esa, Gonzalo! Una cámara ha captado la cara de malas pulgas que ha puesto el hijo de Pilar Miró. Lo que son las cosas; a él le gustaría ser el gracioso del grupo, y a Juanjo tener la mitad de inteligencia que Miró. ¡No estamos a gusto con lo que tenemos! 

Juanjo Ballesta durante la primera prueba disfrutando de sus privilegios. TVE

Sea como fuere, a Gonzalo se lo comen los celos como carcomas. Insisto, son pequeños gestos, ya que Miró se cuida muy mucho por que no se le note; y Juanjo se da cuenta -a su manera y alcance-, pero se hace el tonto, y clava su papel. Que por algo es actor, eh. Ballesta se sabe el favorito, porque lo es y lo goza. Todos lo adoran, desde concursantes, hasta el jurado y todo Twitter. Es más, me sumo a un tuit: Juanjo Ballesta será el ganador de MasterChef Celebrity 5. Al tiempo, ya lo verán. "Es que no entiendo cómo pueden darle tanta responsabilidad a este tío", ha dicho Gonzalo. Que sí, lo ha soltado con una sonrisa burlona, pero que esconde retranca y celos. ¡Gonzalo está reventado! Flo (47) no se ha andado con chiquitas y ha espetado lo que piensa todo el grupo: "Juanjo es el niño mimado de los jueces". Lo es.

Bueno, informemos un poco. El primer reto de la noche consistía en elaborar por parejas una receta con el pan como protagonista. Pero antes de cocinar, un miembro de cada pareja, -que sí: también lo ha elegido Juanjo, el gran Juanjo, el todopoderoso Juanjo-, tenía como misión contar a su respectivo compañero a través de dibujos los ingredientes de la receta. 

El show mejor ni os lo cuento. Aquello ha sido un espectáculo. La primera prueba ha estado marcada por dos momentazos. Por un lado, la tremenda y vergonzosa trampa que ha hecho Jesús Castro (27) con su compañera Celia Villalobos (71). Él no podía hablar, solo dibujar, y en varias escenas no ha dudado en chivarle el salmorejo y demás. Total, con un resultado nefasto porque se han llevado una gran reprimenda por parte del jurado en la cata. Una bazofia de plato. 

Y por otro lado, destacar la mala suerte de Raquel Meroño (45) y Raquel Sánchez Silva (47). Las pobres han tenido que empezar de nuevo la prueba y tampoco han salido ilesas de críticas. No ha sido la noche de ninguna de las dos. Además, Sánchez Silva ha cocinado con los dos brazos vendados como consecuencia de una quemadura que sufrió la pasada semana. ¡Pobre mujer! Tengo que decir de ella que está haciendo un buen concurso: profesional y dando el juego justo. El que cada semana me gusta menos es Josie (39). ¡Es que no lo aguanto! Lo siento, me supera. Es demasiado cansino con sus muletillas y sus expresiones redichas y exageradas. 

En lo que respecta a los exteriores, ¡me han encantado! Se han ido al campo y han tenido que preparar dos menús de pícnic, con dos platos salados y uno dulce cada uno. En esta prueba de exteriores única, han acompado en plena naturaleza, en el imponente pantano de El Burguillo, en el Valle de Iruelas (Ávila). El ingrediente fuerte de esta prueba ha sido la participación sorpresa de Albert y Vega, de MasterChef Junior 7. Dos niños francamente insoportables que me han irritado y divertido a la vez. Especialmente descacharrantes han sido las veces que ella, la pequeña Vega, se ha encarado con Josie y su falta de pericia desollando conejos. Un, de seguro, vegano desollando. Sus alaridos han llegado a Francia. 

Aquí me quiero detener un poco: el momento tenso entre Villalobos y Lucía Dominguín (63) durante el cocinado. Prueba de ello ha sido el zasca que le ha lanzado Lucía a Celia mientras charlaban sobre política"A mí me encanta la política", le decía el niño de 10 años, Albert, a la malagueña. "¿Tú sabes que yo fui política muchos años?", respondía Villalobos. "Yo respeto a los que tienen otra opinión aunque no sea la mía. Quiero dedicarme a ser diputado para hablar cosas en el Congreso", añadía el joven chef. 

Celia y Albert durante su conversación en 'MasterChef Celebrity'. TVE

 "Yo he estado de diputada 35 años, ¿y sabes cuándo he sido más feliz? cuando he sido alcaldesa, porque la política es un servicio", sentenciaba la que fuese alcaldesa de Málaga entre los años 1995 y 2000. En ese mometo, Dominguín no se ha podido reprimir: "¿Qué vas a hacer en el Congreso, dormirte como los diputados?". "¡Los diputados no se duermen, guapi!", se ha defendido ella, molesta. "En la política pasa de todo. Hay gente que va para hacerse millonario, que son unos sinvergüenzas, hay gente que va para salir en los periódicos y son iguales de sinvergüenzas, y gente que hemos estado en política en todos los partidos por el bien común y por trabajar", ha aclarado Villalobos. La mejor respuesta la ha dado el pequeño Albert: "Algunos sí... y algunos juegan al Candy-Crush...". ¡Zas! 

Tercer expulsado: Jesús Castro 

[Más información: El "mariposeo" de Josie que despierta al peor Jordi Cruz en MasterChef Celebrity: ¡menos show y más cocina!]