Laura Sánchez (39 años) está dispuesta a sorprender. La modelo y actriz es una de las concursantes de la quinta edición de MasterChef Celebrity, que comenzó el pasado lunes convirtiéndose en el mejor estreno registrado por el talent show desde su irrupción en la parrilla televisiva. 

Noticias relacionadas

Contenta, muy emocionada y satisfecha por el trabajo realizado, Laura confiesa las sensaciones y miedos que ha experimentado durante la competencia. Momentos de tensión con ápices de alegría en los que no han faltado 'villanos' y 'odiados' colectivos por parte del grupo. Detalles de los que habla la andaluza en una entrevista que ha concedido a JALEOS.

¿Cómo define la aventura que ha vivido en MasterChef Celebrity?

Lo podría definir cómo lo peor y lo mejor que he hecho en mi vida. Lo peor porque ha sido llegar al límite, no por los horarios o por la dificultad del cocinado, sino por no poder desconectar en ningún momento durante el tiempo que duró el programa. Salíamos del plató, hacíamos exteriores, y al llegar a casa no podía poder ver una serie o charlar con mi marido o mi hija. No, todo el día me lo pasaba estudiando recetas y soñándome con cocina, así he estado poco más de un mes, ha sido una obsesión muy grande. 

¿Y lo mejor?

Lo mejor porque he descubierto cosas de mí que no sabía, algunas que me han gustado y otras que no. He descubierto a personas que casi con 40 años que tengo me han sorprendido para bien, y eso me parece increíble. Además, he generado un amor por la cocina que no tenía antes.

Casting de famosos de la quinta edición de 'MasterChef Celebrity'. RTVE

¿Ha habido muchas lágrimas durante la competencia?

Mías sí, de hecho, soy 'la Bustamante' de MasterChef.

¿Se ha formado previamente al comienzo de la competencia de alguna manera?

Con esto del confinamiento no hemos tenido la oportunidad que tuvieron mis compañeros en otras ediciones. He estado cocinando en casa durante el confinamiento, con las clases de La Escuela de MasterChef online y sí que he tenido como ayuda al chef David Ariza que me daba clases por Zoom. Después sí que es cierto que cuando he tenido algún día libre, ya cuando se reactivaron un poco los restaurantes, he estado con Mario Sandoval. 

¿Era aficionada a la cocina antes de entrar a 'MasterChef'?

Sí, soy cocinillas. Me fui de casa muy joven lejos de papá y mamá tuve que aprender. Me gusta comer muy bien, además con el trabajo que llevaba y los estudios..., cada vez que pasaba pasa unos días cogía nota de lo que allí se hacía.

¿Con quién ha tenido más y menos química durante la edición?

Pues mira, realmente me he llevado bien con todos. Creo que soy una persona que hasta que no me demuestren lo contrario a mí me cae bien todo el mundo. Pero es cierto que he descubierto a personas que me llevo en mi vida. A La Terremoto de Alcorcón, que no la conocía, desde que nos cruzamos la primera mirada hubo química. Florentino (47) ha sido mi amor, no lo puedo describir de otra manera. Es verdad que Lucía (63) me ha cuidado mucho. Con Nico (32) también. A Juan José Ballesta (32) le he reñido mucho... es que con cada uno he ejercido un rol diferente. Con uno he hecho de madre, con otro de hija, de hermana... Pero sí que tengo que aclarar públicamente que el espectador va a ver que hay un odiado oficial en el grupo. Es un poco en broma, pero sí, es el odiado oficial desde el primer programa. 

Participantes de 'MasterChef Celebrity 5' durante una de las primeras pruebas. RTVE

¿A qué chef del jurado ha temido más?

Yo no quiero ver a Pepe (52), y se lo digo en la cara. Le odio, no es que me caiga mal, es que lo odio. Lo digo desde el propio cariño que lo tengo, pero es que me sueño con él, bueno son pesadillas. En mis sueños siempre aparece Pepe echándome la bronca. Mido 1'80 y cuando he tenido que presentar mi plato me hacía superpequeñita. 

Imaginamos que su marido y su hija han sido los 'catadores' de todos sus ensayos previos a MasterChef.

Sí, he sorprendido a mi familia con platos diferentes y se han sorprendido mucho con habilidades que yo no sabía ni que tenía, como limpiar pescado. A partir del concurso el pescadero tiene muy poco trabajo conmigo, me encanta todo lo que es el trabajo manual con carnes, pescados... Luego tengo que señalar que el gran damnificado ha sido el horno de mi casa, que se ha roto dos veces. Ha habido bastantes daños colaterales en ese sentido. 

Es la primera ocasión en la que la vamos a ver en un talent show, ¿Qué cree que la audiencia va a conocer nuevo de usted?

Pues que soy una curranta, creo que lo he demostrado muchísimo. Somos currantes todos, pero yo las palizas que me he dado en exteriores han sido brutales, y muy valoradas, también lo tengo que decir. Soy muy ordenada, me gusta más que me manden que mandar, y soy una histérica de la limpieza.

[Más información: Lucía Dominguín ('MasterChef Celebrity'): "Bimba y mi madre me verán desde otra dimensión"]