La última cena ha sido, sin lugar a dudas, el gran estreno de Mediaset en los últimos meses. Su llegada a Telecinco acontecía el 22 de mayo, viernes. "Van a volar los cuchillos", era la carta de presentación que hacía Jorge Javier Vázquez (49 años), secundado por un jurado implacable, Begoña Rodrigo (44) y Sergi Arola (52).

Noticias relacionadas

Al principio, este aterrizaje en la noche de los viernes tenía un claro objetivo: derruir a Tu cara me suena y no dejar espacio para el cine de TVE. Y lo cierto es que lo han conseguido holgadamente. Las cifras han acompañado fielmente al programa de fogones de Telecinco. 

Lydia Lozano junto a Jorge Javier en 'La última cena'. Mediaset

De momento, son siete las entregas que se han emitido y han arrojado una media de 16,5 por ciento de cuota de pantalla y 1,9 millones de espectadores. JALEOS ha podido confirmar que, pese a su éxito en Prime Time, este espacio no se va a extender en el verano, ya que el programa tiene pensado descansar y apagar los fogones el próximo 24 de julio. Ese día será la gran final. Hay que recordar que el espacio tan solo iba a contar con cuatro entregas, pero, tras su éxito, se decidió alargarlas hasta diez. 

Sea como fuere, el próximo 24, y si no ocurren cambios de última hora, el programa culinario de Telecinco se despedirá hasta nuevo aviso. Este periódico ha podido conocer que se está organizando algo especial para ese día. De momento, las parejas de cocineros mejor valoradas por el jurado y los comensales -en este momento, Terelu Campos (54) y Víctor Sandoval (53) van a la cabeza en puntuación- se verán las caras ese último día con un cocinado muy especial del que saldrá la pareja ganadora. Así, todo hace indicar que la hija de María Teresa Campos (79) estará de nuevo en el plató de Sálvame ese 24 de julio. 

Las polémicas de 'La última cena' 

La última polémica hasta la fecha la protagonizó Terelu Campos el pasado viernes en su gran regreso al plató de Sálvame. En la noche se vivieron momentos de tensión e incluso Terelu amagó con irse del programa. Primero esquivó la pelea que Rafa Mora (37) quiso mantener con ella y, más tarde, se enzarzó con Lydia Lozano (59). Así ocurrieron los hechos. Después de probar una de las especialidades de Terelu, Lozano, sin pelos en la lengua, aseguró que, a pesar de que le tenía cariño, no le había gustado el plato y que en su casa las había probado mejores.

Terelu era muy clara, con pulla incluida: "A mi casa no vienen famosos, vienen amigos. A día de hoy solo invito a gente que no forma parte de mi entorno laboral". Minutos después, la hija de Teresa Campos explotaba de nuevo contra Lydia, haciéndola llorar. "Llora, Lydia, llora, que es lo que quieren", le soltó Terelu, y la periodista explotaba de malos modos mientras bailaba el chuminero: "¿Llora, llora? Llora tu puta madre"

Pero esta no es la única polémica del programa. Durante el cocinado de Anabel Pantoja (33) y Alonso Caparrós (49), pollo a la Pantoja, se coló una sospechosa mosca en el plato de Rafa Mora. Al descubrirla, el colaborador salía corriendo hacia el baño, aparentemente aguantando las ganas de vomitar. Alonso Caparrós se mostraba muy indignado con la actitud de Rafa Mora. "Me cuesta creer que la mosca la hayamos servido nosotros. La habríamos visto porque servimos los platos uno a uno. Ya no sé donde está el límite del espectáculo", comentaba el presentador insinuando que la mosca la había traído Rafa de casa para generar espectáculo.

Pero si ha habido un enfrentamiento cruento en el plató ese lo han protagonizado Mila Ximénez (68) y Lydia Lozano. Esta acudía al programa culinario de Telecinco para degustar el menú que les tocaba cocinar a Mila y a Antonio Montero (56): riñones con patatas y arroz caldoso con perdiz. La tensión en el programa comenzó a palparse ya durante la degustación del primer plato. Lydia Lozano no tuvo reparos en referirse al arroz caldoso como un "caldo de calcetín" porque, en su opinión, estaba demasiado aguado. 

Un primer comentario que no gustó nada a Mila Ximénez que en las imágenes se podía ver cómo adoptaba un gesto serio, tensaba la mandíbula y pasaba a concentrarse en servir el resto de platos para no prestar atención a las opiniones de su compañera. Con la tensión ya en el ambiente, el programa decidió emitir una secuencia inédita que se había grabado durante la preparación del menú de la noche. En ella, se podía ver a Mila Ximénez criticando la actitud de Lozano en los últimos días, llegando a asegurar que las lágrimas que había derramado en los últimos días por los ataques que había recibido por el caso de Ylenia Carrisi no eran sinceros, sino que todo estaba pautado por ella misma. 

"Llora a las 8:10, pero tranquilos, que a las 9:05, cuando entra Piqueras (65), ya no derrama ni una lágrima", afirmaba de forma contundente la colaboradora de Sálvame. Unas palabras que terminaron por desatar la gran pelea entre las dos compañeras. "Me parece muy feo que lo diga una persona que está trabajando aquí. Que están escaletados, me parece lo más feo que me han dicho en mi vida", aseguraba Lydia ante un Jorge Javier que trataba de mediar para rebajar la tensión. "Ha sido un comentario, estaba hablando con Begoña, sin maldad", se justificó Mila sin solución. 

[Más información: Lydia Lozano y Mila Ximánez protagonizan un fuerte enfrentamiento en 'La última cena']