Terelu Campos (54 años) y Víctor Sandoval (53) han sido los anfitriones del séptimo programa de La última cena este pasado viernes. No obstante, más allá de lo que significó el regreso de Terelu al plató de Sálvame, una de las polémicas de la noche nada tuvo que ver con ella sino con uno de los chefs del espacio culinario: Begoña Rodrigo. La jurado realizó en un momento dado de la noche un comentario sobre la etnia gitana que no gustó nada en las redes sociales y por el que se vio obligada a disculparse. 

Noticias relacionadas

Tras probar uno de los platos, Begoña, muy hambrienta, aseguraba lo que sigue: "Tenía más hambre que un gitano en la puerta del colegio". Jorge Javier (49), conocedor de las críticas en redes, avisaba a la cocinera respecto a su frase: "Esto mañana es un meme". Más tarde, consciente de su craso error en directo, la cocinera decidía pedir disculpas, explicando que ella no es una persona "racista". Eso sí, en sus disculpas volvía a cometer otro fallo al calificar como "gremio" a la Comunidad Gitana.  

Begoña Rodrigo durante el programa 'La última cena'. Mediaset

La audiencia le ha reprochado que se haya liado con dos expresiones, cuando en realidad quería decir "vas a durar menos que un caramelo en la puerta de un colegio". Respecto a sus disculpas, fueron muchos los mensajes del estilo "lo has arreglado, chica" o "claro, los gitanos ahora son un gremio".

La vuelta de Terelu a 'Sálvame'

Terelu ha regresado este viernes al plató de Sálvame y lo cierto es que su aparición ha sido de lo más extraña y polémica posible. Atrás quedaron los años en los que las alfombras rojas llegaban desde afuera de las instalaciones de Telecinco; este viernes Terelu entraba por la puerta saludando a todos sus compañeros y se iba directa a la cocina, el que sería su lugar de trabajo en La última cena.

Pese a no querer entrar en polémicas, en la noche se vivieron momentos de tensión e incluso Terelu amagó con irse del programa. Primero esquivó la pelea que Rafa Mora (37) quiso mantener con ella y, más tarde, se enzarzó con Lydia Lozano (59). Así ocurrieron los hechos. Después de probar una de las especialidades de Terelu, Lozano, sin pelos en la lengua, aseguró que, a pesar de que le tenía cariño, no le había gustado el plato y que en su casa las había probado mejores. Terelu era muy clara, con pulla incluida: "A mi casa no vienen famosos, vienen amigos. A día de hoy solo invito a gente que no forma parte de mi entorno laboral". Minutos después, la hija de Teresa Campos explotaba de nuevo contra Lydia, haciéndola llorar. "Llora, Lydia, llora, que es lo que quieren", le soltó Terelu, y la periodista explotaba de malos modos mientras bailaba el chuminero: "¿Llora, llora? Llora tu puta madre"

La madre de Alejandra Rubio (20) tiene ahora una vida mucho más tranquila que la de antes. Trabaja los fines de semana en Viva la vida y son pocas las veces que está en el candelero. Cuando trabajaba en Sálvame, se hablaba de ella -y no precisamente en tono positivo- un día sí y otro también, y eso le terminó quemando. Lo advirtió al entrar al plató: "Nunca diré públicamente por qué me fui de Sálvame". Lo cierto es que Terelu Campos parece que ha pasado página, ella ya no necesita esos sillones y esas tertulias, ni si quiera esas lágrimas en pantalla, en cambio... parece que ahora los que sí que la necesitan son ellos.

[Más información: Terelu vuelve a 'Sálvame': tensión, nervios y el grave insulto de Lydia Lozano a Teresa Campos]