Alba Carrillo ha amenazado varias veces con abandonar el 'reality' en las últimas semanas.

Alba Carrillo ha amenazado varias veces con abandonar el 'reality' en las últimas semanas.

Televisión UNA MULTA DE PESO

El gran motivo económico por el que Alba Carrillo no abandona 'GH VIP'

La colaboradora no puede permitirse salir por la puerta de Guadalix porque tendría que hacer frente a una pérdida económica de muchos ceros y pagar la multa.

Noticias relacionadas

Alba Carrillo (33 años) se ha convertido en una de las grandes protagonistas de Gran Hermano VIP en las últimas semanas, pero no precisamente por razones positivas. La exmodelo ha sufrido un gran golpe anímico que le ha hecho estar en contra de todos los inquilinos de la casa y de la mismísima productora. Un ataque que el propio Jorge Javier Vázquez (49) le reprochó en directo. Tal ha sido el nivel de estrés y depresión repentina de la exmujer de Feliciano López (38) que ha amenazado con abandonar el reality en varias ocasiones, la última vez el pasado jueves en la expulsión de 'El Cejas'. Pero una razón de peso no le permite hacerlo.

"Si tú tienes un problema, Alba, si estás a disgusto en este programa, ten la decencia y la vergüenza de, por ti misma, coger la puerta, irte y pagar la penalización", le espetaba el presentador en plena gala. Todo ello ocurría mientras Carrillo no podía dejar de llorar y asentía ante las palabras de Jorge Javier. Y es que ella era totalmente consciente de que no tenía baza para responderle ni para dar el gusto al público que aplaudía al catalán y abandonar. ¿Qué se lo impide? La necesidad económica.

La propia Alba confesó, en el espacio dedicado cada semana a La curva de la vida de los concursantes, que está viviendo un gran "desgaste económico" y que solo entró en GH VIP por ese motivo monetario. Tras años de juicios contra sus exparejas, la exmodelo no tiene siquiera liquidez para pagar las costas a sus abogados, por lo que los 12.000 o 15.000 euros semanales que se embolsa en el reality son más que milagrosos para ella.

Es este el motivo por el que ha habido, de la noche a la mañana -literalmente-, un gran cambio de actitud en ella dentro del concurso tras la bronca de Vázquez. Sabe que no puede permitirse abandonar porque lo que pierde abriría un agujero aún más grande en su ya trastocada economía.

Si decide salir por la puerta de la casa de Guadalix sin ser expulsada por la audiencia, deberá hacer frente a dos cuestiones que afectarán directamente a su bolsillo: por un lado, deberá pagar una multa de 12.000 euros, en concepto de penalización por el abandono y por tanto, por el incumplimiento de contrato con la productora; y por otro lado, perdería todo el dinero que ha generado durante las semanas que ha permanecido en la casa, lo que en su caso son a día de hoy entre 96.000 y 117.000 euros por sus siete semanas de concurso.

Su desgaste emocional y económico

Alba Carrillo abrió su corazón de par en par en la narración de la curva de su vida. En ella señaló que el año 2007 marcó un claro punto de inflexión en su vida. Se presentó al casting de Supermodelo y ganó el concurso. Tres años después desfilaba en grandes pasarelas como Cibeles, un dato para ella "importante porque a mí me iba entonces muy bien económicamente y no necesitaba a ningún hombre", explicó. Pero en 2010 apareció en su vida Fonsi Nieto (40). Le agradece muchas cosas, afirma, como el haber sido madre, pero también el hecho de haber entrado con él en la "edad adulta". Le dio lo "mejor de su vida", que es su hijo Lucas (8), pero en 2012 rompieron su relación.

Alba Carrillo, desgranando los momentos esenciales que han marcado su vida.

Alba Carrillo, desgranando los momentos esenciales que han marcado su vida.

Justo en ese difícil momento personal llega a su vida Feliciano López. Narra que al principio con él todo era maravilloso, "enamoró a toda mi familia y siempre me decía que íbamos a saltar todos los obstáculos. Fui un reto para él y cuando lo consiguió todo, pasó a otra cosa". Al acabarse el amor, Alba sufrió depresión y lo pasó realmente mal, hasta el punto de ingresar en el hospital.

Entre tantas decepciones amorosas y baches emocionales, la colaboradora asegura que está atravesando un momento de "desgaste económico" y que por eso entró en GH VIP: "Necesito dinero", sentenció.

[Más información: La curva de la vida de Alba Carrillo: de su depresión e ingreso al apuro económico que sufre]