Ana Obregón en un montaje de JALEOS.

Ana Obregón en un montaje de JALEOS.

Televisión LO QUE LE DUELE A...

La enfermedad de Ana Obregón por la que no puede medir bien las distancias

La actriz y presentadora ha reconocido en varias ocasiones que sufre una anomalía en la visión.

Noticias relacionadas

Aunque sus apariciones en televisión han sido numerosas y de la forma más variada (ya sea como presentadora, invitada o incluso como actriz), en raras ocasiones se ha visto a Ana Obregón (64 años) aparecer en la pequeña pantalla con gafas. Y no estamos hablando de que la bióloga madrileña haga uso de este complemento para acompañar alguno de sus looks, sino de una necesidad que viene marcada por otra cuestión.

Como un porcentaje importante de la población, la que fuera protagonista de la mítica serie Ana y los siete sufre miopía, un problema de la vista por el que los objetos cercanos se ven claridad pero, en cambio, los lejanos se perciben de forma borrosa, debido a la curvatura excesiva del cristalino, el encargado de que las imágenes que observamos se formen antes de llegar a la retina.

Lo cierto es que, a pesar de no lucir de forma habitual las gafas, el problema de la miopía no es algo que Ana Obregón oculte. Así, en el año 2014, durante una vista a El Hormiguero reconoció, a la hora de someterse a una prueba del programa de Pablo Motos, que necesitaba unas gafas graduadas para poder leer unos rótulos. Ni corta ni perezosa, la bióloga llegó a buscar entre el público unas lentes que le ayudaran a salir del paso.

Ana Obregón pidió unas gafas entre el público de 'El Hormiguero' para poder leer los rótulos.

Ana Obregón pidió unas gafas entre el público de 'El Hormiguero' para poder leer los rótulos.

Dos años después, en el 2016, Obregón mantuvo un encuentro digital en un periódico para hablar del reality Algo pasa con Ana, que en su día emitió el canal DKiss. En una de las preguntas se la cuestionaba sobre los momentos vividos durante la grabación que más carcajadas la provocaban. Ana Obregón lo tenía claro: "El momentazo que más rabia me da son los golpes que me pego en la cabeza cuando salgo del coche, cuestión de miopía y de no medir bien las distancias".

Tratamiento

En el caso de la bióloga madrileña y de cualquier otra persona, hay que decir que la miopía es un problema que se da tanto entre niños como en adultos. Algunos expertos señalan que durante los 20 y los 40 años tiende a estabilizarse, aunque en algunos pacientes puede empeorar según avanza la edad.

Ana Obregón no esconde que sufre miopía.

Ana Obregón no esconde que sufre miopía.

La miopía puede originar dolores de cabeza, fatiga visual y problemas a la hora de realizar ciertas actividades como conducir un vehículo. Su tratamiento consiste en el uso de gafas, lentes de contacto o, en algunos casos, el paso por el quirófano con el objetivo de variar la forma de la córnea y así mejorar la visión refractaria.

[Más información: La enfermedad de Jordi González: el desprendimiento de retina que puede dejarle ciego]