Ha pasado un mes desde que Julia Janeiro (17 años) comenzó a incrementar su popularidad en redes sociales. La reciente guerra mediática entre María José Campanario (41) y Belén Esteban (47) despertó el interés de los usuarios y la llevó a alcanzar 43.000 de seguidores que, actualmente, son testigos de su día a día, de sus múltiples facetas y hasta de sus obsesiones estilísticas. Y es que, a través de su cuenta de Instagram, actualmente pública, la hija de Jesulín de Ubrique (47) ha dejado claro cuáles son sus gustos al momento de vestir. 

Noticias relacionadas

La joven, que alcanzará la mayoría de edad el próximo mes de abril, es fiel a un estilo urbano y deportivo que está marcado por sus llamativas zapatillas. Desde sus primeras publicaciones hasta las más recientes, Julia Janeiro ha presumido de este tipo de calzado que, en su mayoría, pertenecen a la firma Nike.

Julia Janeiro, en una imagen compartida en su perfil de Instagram. Redes sociales

La hija de María José Campanario tiene una clara obsesión por el modelo Air Jordan retro, "apreciado por los coleccionistas y expertos de todo el mundo", según la página web de Nike. En su colección destaca el modelo Jordan 1 en color blanco, negro y dorado, cuyo precio puede rondar los 900 dólares - 745 euros -, dependiendo de la plataforma en la que se vendan. Julia Janeiro, además, las tiene en tono morado y cuenta con un exclusivo par, valorado en 113 euros. Se trata de unas zapatillas diseñadas por la brasileña Melody Ehsani, que destaca por la frase que rodea su suela: "If you knew what you had was rare, you would never waste it" ("Si supieras lo que te hace raro, nunca lo desperdiciarías").

La segunda obsesión estilística que se evidencia en su perfil de Instagram son los vaqueros. Sobre todo, de tiro alto. De sus 41 publicaciones, Julia se ha mostrado con este tipo de pantalón - independientemente de que sea largo o corto - en siete imágenes. Suele combinarlos con sencillas camisetas y, en alguna ocasión, los ha llevado con una de sus exclusivas zapatillas Nike.  

Julia Janeiro luciendo un bolso de estilo acolchado y con cadena, una de sus obsesiones estilísticas. Redes sociales

Como complementos, la joven suele apostar por bolsos de estilo acolchado y asas de cadena, que le dan un toque de elegancia a sus looks deportivos. El más visible de su cuenta de Instagram es uno en color negro, ideal para cada una de sus salidas. Sin embargo, también tiene otro en morado, que combina a la perfección con unas de sus zapatillas Nike y que deja al descubierto su gusto por este tono. 

La cuarta obsesión de Julia, al descubierto en sus redes sociales, tiene que ver con el maquillaje. En sus publicaciones, la hija de María José Campanario y Jesulín de Ubrique ha demostrado que domina a la perfección la famosa técnica del contouring, con iluminador en los pómulos. Además, se aprecia su gusto por el cat eye, el delineado en las cejas y los labios. El interés de la joven por la cosmética y la industria de la moda, también se hace evidente en algunos post, muy al estilo Pinterest, en los que muestra labiales, gafas de sol o reconocidas revistas dedicadas al sector del fashion.

Julia Janeiro y su madre, María José Campanario, en las calles de Cádiz. Gtres

Al margen de los medios

Aunque ha sabido muy bien cómo perfilar su cuenta de Instagram para captar la atención de los usuarios más jóvenes y de aquellos curiosos que quieren conocerla, Julia Janeiro no tiene intenciones de convertirse en un personaje mediático. Si bien reúne todas las características, la adolescente se plantea hacer una carrera universitaria. De acuerdo con la información que maneja JALEOS, la hija de Jesulín de Ubrique no quiere ser conocida y se estudiará la forma en la que se comunicará su decisión.

Julia Janeiro quiere estudiar y trabajar de ello. No le gusta la televisión ni ser un personaje. Según la periodista Beatriz Cortázar, la hija de Jesulín de Ubrique podría decantarse por algo similar a Administración y dirección de Empresas.

No obstante, esto no la ha hecho parar con su actividad en redes sociales. Aunque sus publicaciones son escasas, sus stories son cada vez más frecuentes y su número de seguidores es mayor. Para conseguirlo, no solo se ha valido de la guerra entre su madre y Belén Esteban, sino también de una estrategia que, en su caso, ha sido muy efectiva. Este medio pudo comprobar que Julia Janeiro dejó su perfil abierto durante unas horas. Si bien poco después la volvió a cerrar para mantener su contenido privado, su crecimiento no cesó. Lejos de ser selectiva, la hija de Jesulín de Ubrique aceptó un sinfín de perfiles. Actualmente, su cuenta de Instagram es pública y deja al descubierto sus obsesiones por la moda.

[Más información: Julia Janeiro toma tres rotundas decisiones al vivir su primer mes de meteórica fama en las redes]