Era 1998 cuando Jesulín de Ubrique (47 años), en pleno éxito de su carrera delante del toro y convertido en una figura habitual de los titulares de la prensa rosa (era esa época en la vivía un idilio con Belén Esteban (47), con quien ya es sabido cómo terminaron), se lanzaba al mercado musical. Su Toda, toda, toda (toa, toa, toa en pronunciación del diestro) se hizo lo que hoy llamaríamos viral.

Noticias relacionadas

Jesulín es uno de los personajes que se darán cita este viernes, 26 de febrero, en el espacio de TVE Dos parejas y un destino. Lo hará al lado de Chenoa (45). Y el emplazamiento será Ibiza, donde el torero advierte que, estando allí "todo puede pasar". Incluso que una de las voces más portentosas salidas de la primera edición de Operación Triunfo entonces junto a él, a dúo, ese tema con el que Jesulín hizo numerosas apariciones televisivas (y algún que otro concierto, para deleite de esas fans que recorrían las plazas de toros como auténticas grupis).

Ha sido Chenoa quien, a través de su cuenta de Twitter, ha mostrado un adelanto de lo que se verá en ese prime time, en una nueva entrega del espacio. Y, efectivamente, montados en un coche que conduce la mallorquina, se atreve a ponerle voz a un tema mítico y recordado por todos los que vivieron intensamente los años 90.

A través de ese pequeño clip, de 25 segundos, se descubren quiénes son los otros dos compañeros de viaje: la Terremoto de Alcorcón (43) y Perico Delgado (60). Ambos se han encargado, como ha hecho Chenoa, de cebar el contenido en sus respectivas redes sociales. De generar expectación para que la gente encienda el televisor y disfrute de este programa en el que cuatro personas que, a simple vista, no tienen nada que ver, den espectáculo a la audiencia. Como anfitriona VIP, por lo que se ha mostrado en esos avances, tendrán a Isabel Gemio (60).

Dos momentos muy diferentes

Chenoa y Jesulín, como es el espíritu de espacio, no tienen nada que ver. Tampoco en los momentos personales que están atravesando. La artista, que tuvo que aplazar su boda con Miguel Sánchez Encinas, ha aprovechado la dureza del confinamiento para estrechar aún más los lazos con su futuro marido. En una entrevista reciente, reconocía que el médico ha sido capaz hasta de cambiarle el carácter y permitirle ver las cosas de una manera más sosegada.

Chenoa y Jesulín en Ibiza durante un avance del programa. TVE.

Por su parte, Jesús Janeiro está inmerso en la cuenta atrás de la mayoría de edad de su hija Julia, que ya ha empezado a dar pistas de lo que le gusta (incluso de quién ocupa su corazón) a través de su cuenta de Instagram. En menos de un mes, esta celebrará su 18 cumpleaños. Y este tendrá que lidiar con la situación de si elige el camino de ser influencer y exponer su vida o si opta, como ha hecho su hermana Andrea Janeiro (21) seguir con una vida discreta y anónima. 

[Más información: Chenoa se derrumba al hablar de Miguel Sánchez Encinas: "Me ha tocado un ángel"]