Verdeliss (35 años) -o lo que es lo mismo, Estefanía Unzu- desveló este fin de semana en su perfil de Instagram que tuvo que acudir de urgencia al hospital el pasado viernes y someterse a numerosas pruebas médicas tras un gran susto. La preocupación de sus seguidores fue inmediata, pero la navarra quiso tranquilizarlos detallando el motivo de su inesperada visita al centro de salud.

Noticias relacionadas

"He estado de médicos. Ayer me hizo unas cosas raras el corazón. No os preocupéis, estoy en las mejores manos. Estos días me vais a estar viendo con un holter puesto. Es mejor revisarlo", explicaba la influencer. Su larga visita al hospital y el interés por realizarse todos los análisis posibles se debían a que tanto la pamplonesa como los doctores querían conocer el diagnóstico más preciso a su anomalía cardíaca.

Verdeliss, con el holter en el corazón para controlar sus latidos y ritmos. RRSS

Ante el testimonio de Verdeliss, los sanitarios decidieron colocarle un holter. Este aparato se utiliza para determinar cómo responde el corazón a la actividad normal. Existen varias razones para emplear este tipo de monitor que va pegado al pecho del individuo: después de un ataque cardíaco o, como es el caso de la youtuber, para diagnosticar problemas con el ritmo del órgano vital que pueden estar causando síntomas tales como palpitaciones o síncope (pérdida de conciencia/desmayos).

Lo más curioso de la decisión que han tomado los médicos respecto al problema de Verdeliss es que, mientras un holter suele implantarse para controlar un periodo de 24 horas, a la navarra le han solicitado que lo mantenga en su pecho durante cuatro días e intente hacer ejercicio con él para registrar cada latido y cambio cardíaco.

Al conocer su caso, cientos de seguidoras de la exconcursante de Gran Hermano Vip han relatado sus experiencias similares. Le han asegurado que no debe preocuparse demasiado aunque sí atender a su salud, ya que sus arritmias pueden deberse a su gran ritmo de vida siendo la matriarca de una familia tan numerosa -nada menos que 7 hijos-.

Además, el susto ha llegado en un momento de cansado absoluto para Verdeliss y en el inicio del proceso de destete de su hija pequeña, Miren, tras dos años de lactancia materna. Esa presión podría haber propiciado su revés de salud que le ha llevado hasta las urgencias de un hospital, porque según la propia Estefanía ha confesado "ya era hora" de prestarse atención.

Verdeliss llevaba mucho tiempo sin prestar atención a su salud. RRSS

De hecho, este mismo fin de semana, la navarra ha revelado en sus redes sociales lo mucho que le cuesta mirar por su bienestar, ya que su familia está por encima de todo para ella. Sin embargo, esta vez, tanto su marido como su padre decidieron darle un toque de atención: "Ay, cuando se trata de mí... cuánto me cuesta darme lugar, preocuparme por mi salud, ir al médico. Con los peques todo pasa a primer plano, menos yo. Y fijaos que mi marido Aritz me riñe: si quieres lo mejor para ellos, no se lo darás si un día te pasa algo. Supongo que hoy, si no llega a ser porque llegó a oídos de mi padre el episodio de ayer, no me presento en el cardiólogo (lo mejor de todo, es que mi padre repite el patrón. A mí me da caña para que me cuide, pero cuando se trata de sí mismo... se pone en último lugar)", detalló en su Instagram.

[Más información: Verdeliss se muda a su nuevo hogar: descubre sus espectaculares estancias]