Verdeliss (34 años) ha tenido que esperar tres años para cumplir su mayor sueño, pero al fin ese momento ha llegado. La youtuber se ha mudado esta semana a su nueva casa, un gran chalet modular a las afueras de Pamplona donde la familia vivirá cómodamente en sus 500 metros cuadrados.

Noticias relacionadas

Tras denunciar públicamente los motivos de la amplia demora de las obras de su nueva vivienda y caer en una especie de depresión por la preocupación y el agobio que vivió Verdeliss durante largos meses, la felicidad ha llegado al extenso clan. Los nueve miembros de la familia Seminario Unzu ha dicho adiós a su antiguo y minúsculo piso y ya se ha instalado oficialmente en un chalet de tres pisos y jardín.

La propia Verdeliss se ha despedido con una emotiva frase de su pequeño hogar: "Gracias pisito, por haber sido un lienzo maravilloso donde pintar la historia de nuestra familia". Y ha dado la bienvenida a su nuevo casoplón presumiendo de él en su último vídeo de Youtube.

Cuarto de Aimar.

La casa dispone de un hall de entrada muy minimalista que da a un estrecho pasillo hacia la estancia principal donde se disponen las llamativas escaleras hacia el resto de pisos que dividen los cuartos de sus inquilinos.

Aimar (14), el primogénito, tiene un cuarto muy aséptico. Totalmente blanco, con apenas dos muebles y una silla en color amarillo como toque rompedor. Lo más destacado de la estancia es la amplia luz que entra desde su ventana.

Cuarto de Irati y Laia.

La habitación de Irati (10) y Laia (9) es mucho más personal e infantil que la de su hermano. El papel de la pared con motivos rosas y lilas, así como los cojines en color pastel y los detalles como las guirnaldas con pompones hacen ver que es el cuarto de dos niñas de edad similar. El color blanco reina en casi todas las estancias de los menores.

Cuarto de Julen.

El cuarto de Julen (6) es uno de los que rompe con la monotonía de la impoluta tonalidad blanca que se ve a lo largo de toda la vivienda. El mediano de la familia ha conseguido su habitación individual perfecta gracias a los detalles en madera oscura, el suelo y textil en gris y el estampado de la pared.

Habitación de Anne y Eider.

Las gemelas Eider y Anne (4) han triplicado el espacio con el que contaban en el antiguo piso. De hecho, allí compartían incluso la cama, el armario y la mesa de tareas. Ahora, sin embargo, cada una tiene su lecho, sus propios armarios -en plural- y cajoneras, y una larga mesa con capacidad para más amigos que quieran pasar la tarde junto a ellas. El rosa impera en el cuarto y cada una tiene su nombre escrito en su cabecero de la cama.

Cuarto de la pequeña del clan, Miren.

La pequeña Miren (1) también tiene una estancia propia pese a que aún duerme en una cuna pegada a la cama de sus padres. La más joven de la familia tiene la habitación más especial y llamativa de todas. Su minicamita con forma de casa, su tocador y su papel de la pared con flores de diente de león hacen de este lugar un sitio perfecto para soñar.

Dormitorio de Verdeliss y su marido, Aritz Seminario.

"¡Llegó mi turno!", grita Verdeliss en el vídeo de su canal de Youtube mientras se dirige a su dormitorio, el principal de la casa. El matrimonio puede disfrutar de un refugio idílico, amplísimo y decorado con gusto en tonos marfil, arena clara y gris. Resaltan las plantas en los rincones y el gran vestidor del que dispone la influencer para ella sola.

Amplio jardín con caseta de juegos.

Pero sin duda la estancia favorita de toda la familia está en el exterior. Los miembros del clan estaban costumbrados a 'acurrucarse' en un piso pequeño con apenas una terraza estrecha desde la que estos meses de confinamiento han aplaudido cada tarde a las 20 horas. Pero ahora Estefanía -nombre real de Verdeliss-, Aritz y sus siete hijos gozan de un amplísimo jardín con zona chill out, caseta de juegos, portería y mucha vegetación para conseguir intimidad respecto a los curiosos vecinos.

Salón abierto y comedor al fondo.

Para descansar tras una larga jornada de trabajo o colegio, todos ellos pueden reunirse en la zona más abierta de la casa: el salón. Las dimensiones son esenciales en un hogar de familia numerosa, por eso tanto el sofá como la mesa del comedor acaparan varios metros de largo.

Ha costado mucho, pero tres años después los navarros más conocidos de España ya poseen la casa de sus sueños.

Un sueño hecho realidad

La youtuber mostró hace justo un año cómo había quedado la decoración interior de su casa que sigue una estela industrial-minimalista. Casi todo corrió a cargo de la empresa sueca, Ikea. 

La familia ha cambiado así su piso del centro de Pamplona de 90 metros cuadrados por una edificación que ronda aproximadamente los 500 metros cuadrados. Según sus constructores, el hogar de Verdeliss supone un desembolso cercano a los 600.000 euros.

"Todo el proyecto comenzó a finales de 2017, cuando Verdeliss nos hizo llegar un dossier con todos los requerimientos. Poco después ya estábamos en el taller viendo cómo poner en marcha la idea del papel sobre el terreno", contó en su momento su constructor a este medio. El plazo de construcción de estas casas es de 4 a 5 meses pero todo el proceso se ralentizó debido a que Verdeliss tenía determinadas colaboraciones con marcas.

[Más información: La verdad sobre las mascarillas de Verdeliss: esto dicen los sanitarios que las han recibido]