Era la entrevista más esperada y el programa Viva la vida la ha conseguido. María Teresa Campos (79 años) ha acudido este sábado al espacio de Telecinco presentado por Emma García (47). La visita de la veterana presentadora guardaba mucha connotación y solemnidad, ya que significaba su retorno al plató donde ella grabó ¡Qué tiempo tan feliz!, y una vuelta a esa franja que tantas alegrías le dio en lo profesional: la de los fines de semana. Acompañada de sus hijas, Terelu Campos (55) y Carmen Borrego (54), y de su nieta, Alejandra Rubio, que la han arropado en todo momento, Teresa Campos ha pisado el plató visiblemente nerviosa y vestida con un dos piezas en tonos amarillos y negros y con estampado de cuadros. 

Noticias relacionadas

Al sentarse frente a Emma, explica Teresa cómo se encuentra: "Yo estoy bien, llevo a rajatabla todas las cosas de la Covid, tan a rajatabla que no salgo. Estoy bien en mi casa, tengo gente amiga, que hacemos comiditas, jugamos a las cartas... Tengo a Gustavo, que es como un hijo para mí". Acto seguido se aborda un tema que la pone ligeramente en tensión: su sonado enfrentamiento con Isabel Gemio (60). Campos responde, con el rostro cambiado: "Yo no la armo, son los demás. Yo no he querido contestar a nadie. Les he dicho que no voy a entrar. Ha habido ahí un documento maravilloso para saber la verdad de las cosas: cuando se pone la entrevisa que yo le hago a ella y luego se pone la otra".

Teresa Campos minutos después de comenzar la entrevista. Mediaset

Y advierte al punto: "A mí no me gustaría que el tema de esta tarde sea este. Ya se ha hablado suficientemente, y la han linchado (a Isabel). Pido que la dejen tranquila, porque no ha matado a nadie. Hemos tenido un desencuentro y santas pascuas. Ha sido exagerado. La gente se queda colgada de las cosas y venden. Se ha vendido excesivamente, tampoco era para tanto. Yo pediría que se dejara, yo no he venido a esto. Porque ahora el titular va a ser 'María Teresa ha venido a contestar'. No, porque me cabreo. Yo he venido por ti, Emma, porque te quiero desde hace mucho tiempo y me gustaría hablar de cosas bonitas".

Tras esto, y para rebajar la tensión, abordan su relación como compañeras. Teresa le agradece a Emma un detalle que tuvo con su madre: "Te aprecio como persona porque significas para mí muchas cosas. Sobre todo, una. En los últimos años en la vida de mi madre ella estaba enganchada a tu programa, A tu lado. Un día te dije que mi madre tenía más de 90 años y que si te ponías al teléfono le haría ilusión, y te pusiste". En este momento, Campos habla de sus inicios en la televisión: "Yo empecé en TVE, allí hice cosas. Lo último que hice fueron dos galas benéficas importantes y las presenté. Tenía el 40 por ciento de audiencia. He hecho mucho Telepasión, he disfrutado mucho de los compañeros. Me siento afortunada". 

Emma y Teresa durante su charla en 'Viva la vida'. Mediaset

Y recuerda cómo hizo el debate político en Telecinco: "En TVE ya quise hacer el debate político, que muchas veces me han elogiado. Dije lo de la tertulia política y me dijeron 'con lo bonito que está tu programa, para qué lo vas a estropear con la política'. Y cuando llegué a esta casa me dejaron hacerla. Aquí en Telecinco he vivido la etapa que culmina aquello que empezó en TVE". Reconoce haber ganado mucho dinero: "A casi todo he dicho que sí, y a mí me llenaba tanto lo que hacía que nunca miré el dinero. Me decían la Zidane de la tele. Me lo gasté todo en la casa. No valgo para los negocios. No me han gustado. Y mira que me han ofrecido. Incluso en esta casa se me ofreció con temas de productoras. A mí ya me pagaban bastante dinero y no quise producir. Me arrepiento ahora por mis hijas, porque podrían haberlo hecho ellas". 

Cuando ha llegado el tema de su enfrentamiento con Jorge Javier (50), todo se ha tensado. Demasiados vídeos recordando aspectos desagradables. Su enfrentamiento con Jorge Javier, las duras palabras de este sobre Teresa. Cuando el catalán dijo que Carmen Borrego se había cargado la profesión de su madre, Teresa se revuelve en el asiento. Se enfada. "Ya está bien, no me gusta esto. Yo he venido a algo amable. ¿Podríamos ir a otro tema? Llevo un ratazo hablando de lo que tú has querido. ¿Vamos a estar tres horas hablando de cosas malas?", asegura María Teresa. Emma no se achanta, Teresa sigue en sus trece y Carmen Borrego tiene que decirle por lo bajini "ya, ya, ya"

Teresa Campos durante un momento de tensión en la entrevista. Mediaset

Todo se reconduce y, más calmada, Campos habla de Jorge Javier: "Tenemos que hacer público que estamos bien. No me quiero adelantar. No hemos hablado, un momento por teléfono solo. Tenemos prevista esa conversación. Yo lo pasé mal, porque no podía hablar de lo que había ido a hablar. Para mí, tengo la misma relación que tenía antes. Nos hemos dicho tonterías. ¿Por qué tengo yo que pedirle perdón? Yo no he podido explicarme, había convenido que iba por un asunto, no por otro. ¿Tú crees que yo debo decir ahora cuál era el motivo por el que me puse así? Ellos querían hacer otra cosa. Ellos querían que fuera a hablar de Edmundo (71), y dije que no". 

Sobre el chileno, Campos asevera, un tanto apenada: "La respuesta que te voy a dar es: no está ni se le espera. Hay que preguntárselo a él. Esas cosas no son fáciles, porque yo creo que si estás seis años con una persona, a veces se acaba... Yo también a lo mejor favorecí a que aquello ocurriera. Si él hubiera dicho algo, sí podría decir que he tenido que ver. Pero de la manera que esto se ha hecho, pues... hace ya más de un año. No merece la pena ni hablar".

Emma insiste, y Teresa responde tajante, negándose a mirar siquiera imágenes de Bigote: "Ese tema no me llevo bien... cuando las cosas se hacen de una manera que no se deben hacer, pues recordar cosas bonitas no me gusta". Pese a todo, no se puede quejar en el aspecto amoroso e incluso habla de sexo y orgasmos: "Un orgasmo se puede tener sin nadie. Como he tenido muchos novios, algún inútil me ha caído. Los hombres luego enseñan la patita". 

[Más información: Teresa Campos estalla en plena calle cuando se le pregunta por Isabel Gemio: su reacción]