Emma García (47 años) ha protagonizado uno de los momentos más emotivos de Viva la vida este sábado de sorpresas y mensajes navideños. A lo largo de la emisión, todos los colaboradores iban descubriendo sus regalos, hasta que llegaba el turno de la presentadora.

Noticias relacionadas

Nerviosa, la vasca buscaba su bola en el árbol del programa y, al leer el mensaje que contenía, no ha podido contener las lágrimas. Con la voz rota, trataba sin éxito de compartir el contenido con los espectadores: "Hola, Emmuca", comenzaba la misiva. "Es que solo hay una persona que me llame así", explicaba Emma.

Emocionada, la presentadora proseguía leyendo la carta: "Hoy mi alma te quiere mandar un mensaje de eterno agradecimiento. Ya sabes que me gusta mucho compartir contigo procesos y avances, sentir como el calor de tus palabras acaricia mi corazón y tu mano amiga siempre dispuesta me agarra fuerte. Estoy muy orgullosa de formar parte de este equipo de mujeres guerreras a las que tu sabiduría y magia ha ido uniendo. Eres un ser tan especial que no sabría definirte con palabras sino con la explosión de emociones que me produce tu protección y ternura y sentirte siempre tan cerquita. Te deseo una feliz Navidad y que abracemos juntas el 2021, te quiere tu valiente".

Aún con la voz temblorosa y lágrimas en los ojos, Emma explicaba quién le ha enviado ese texto y por qué es tan emocionante para ella: "Es una historia muy personal y muy especial. Esta es una persona que una vez conocí por casualidad, de hecho os diría que si ahora la veo me costaría reconocer su cara", comenzaba.

"Nos presentaron y al cabo de unos meses tuvo una desgracia en su vida. A mí me lo cuentan y me pongo en contacto con ella porque lo siento así y tengo muchas ganas de estar a su lado. Estamos absolutamente conectadas, apenas nos conocimos porque estuvimos juntas dos minutos. Me hace muchísima ilusión cada vez que me manda un mensaje. Ella ha ido superando muchos procesos", contaba sin entrar en detalles.

Emma García no ha podido contener la emoción al descubrir sus dos sorpresas navideñas. Mediaset

Pero no ha sido la única sorpresa que la presentadora ha recibido este sábado. Ya recompuesta, Emma atendía al teléfono y recibía el cariñoso saludo de Pilar, su madre. "Eres lo más precioso y lo más bueno que hay en este mundo. Esas cosas que te pasan a ti es porque eres como eres. Te hemos echado mucho de menos. Estas fiestas han sido bonitas porque hemos estado acompañados, pero faltaba la alegría de la fiesta que sois vosotros. Cuando nos podamos abrazar va a ser un abrazo eterno".

Sonriente y orgullosa, Emma respondía a su madre: "Os quiero mucho, sois lo mejor que tengo. Eres mi guía, eres mi luz y sois mi ejemplo a seguir". Un emotivo momento en un año complicado en el que la presentadora no ha podido estar en su tierra natal pasando las navidades junto a toda su familia.

[Más información: Emma García regresa, emocionada, a 'Viva la vida': "Menudo disgustazo les he dado a mis padres"]