Carla Barber (30 años) acapara la atención mediática desde el pasado verano, cuando se hizo pública su relación con Diego Matamoros (34) tras la separación de este y su exmujer, Estela Grande. Sin embargo, la exmodelo no ha necesitado rentabilizar esta fama para obtener ingresos millonarios, tal y como demuestran las cuentas de su empresa.

Noticias relacionadas

La que fuera Miss España 2015 ha visto cumplido su sueño de regentar su propia empresa de medicina estética y lo cierto es que no le ha ido nada mal. Con tres establecimientos en funcionamiento, la doctora facturó en 2019 más de cinco millones de euros, tal y como consta en las cuentas que su empresa -Clínicas Barber SL- presentó al Registro Mercantil y a las cuales JALEOS ha tenido acceso.

Carla Barber ha visto incrementada su popularidad a raíz de su relación con Diego Matamoros. RRSS

Estos ingentes ingresos multiplican por dos la cifra que Carla obtuvo en 2018, que ascendió a 2,6 millones de euros. Cabe tener en cuenta que estos resultados son anteriores al ascenso de su popularidad a raíz de su relación con Diego Matamoros, por lo que habrá que esperar hasta 2021 para analizar los efectos que esa mayor exposición ha tenido en la facturación de sus clínicas.

Pero de poco valdrían unos ingresos millonarios si no se tradujesen en beneficios para la compañía, algo de lo que Carla Barber también puede presumir. Y es que el resultado de las cuentas de 2019 arroja un balance positivo de 483.131 euros, una envidiable cifra que resulta aún más sorprendente teniendo en cuenta que la empresa apenas tiene tres años de rodaje.

Igual que ocurre con los ingresos, los beneficios también se han duplicado en el último ejercicio, pues en 2018 ascendieron a casi 241.000 euros, lo cual es otro signo de la excelente gestión que ha llevado a cabo la exmiss en este tiempo.

El buen rendimiento de las cuentas ha permitido a la empresa acumular un gran patrimonio, es decir, el valor total de la compañía una vez descontadas las deudas, que al cierre de 2019 era de 746.062 euros.

Otro de los apartados que dan cuenta de la salud financiera de cualquier empresa son sus deudas. En este caso, Clínicas Barber SL puede presumir de haber reducido considerablemente sus deudas en apenas tres años de existencia. Así, en el último ejercicio consta una deuda a largo plazo de 140.964 euros, mientras que a corto plazo apenas debía 370 euros al final del año.

Esas cantidades son fácilmente asumibles para una compañía con una cifra de facturación tan alta. De hecho, Carla Barber ha logrado obtener beneficios a pesar de haber aumentado considerablemente los gastos de la empresa: en 2019 se desembolsó más de 542.000 euros en gasto de personal, un 107% más que en 2018.  El resto de gastos de las clínicas también se ha incrementado: más de 1,2 millones en aprovisionamientos y más de 2,6 millones en otros gastos de explotación.

La rentabilidad de Clínicas Barber SL se observa también en el dinero del que la empresa puede disponer de forma inmediata o en un período relativamente corto de tiempo. En este caso, las inversiones financieras a corto plazo de la compañía ascienden a 18.181 euros, mientras que la compañía posee casi 1,2 millones de euros en efectivo.

Gran negocio

Carla Barber posando en uno de sus centros médicos. RRSS

A través de su empresa, Carla Barber ha generado un gran negocio de la medicina estética con una rentabilidad más que demostrada. Además de ofrecer decenas de tratamientos estéticos faciales y corporales, la doctora y su equipo han encontrado una importante fuente de ingresos gracias a la formación a profesionales.

Cada año, Barber imparte un curso de Medicina Estética por el que se embolsa más de 36.000 euros en 12 horas. El pasado fin de semana del 23 y 24 de octubre, la novia de Diego Matamoros celebraba la última de estas formaciones presenciales, la cual fue pospuesta durante varios meses por el coronavirus.

Según se especifica en la web de la clínica, las clases tienen lugar en las instalaciones que la experta posee en el centro de Madrid y el curso dura dos días, pero en realidad son 12 horas de clases: cuatro horas el viernes por la tarde, y las ocho horas restantes divididas entre la mañana y la tarde del sábado.

No está dirigido a cualquiera. El único requisito que se exige es ser licenciado en Medicina u Odontología (que estos también pueden por ley manipular inyecciones y productos de ácido hialurónico). El alumnado estará compuesto por un grupo reducido de 15 personas que para estar presentes en la Clínica Barber y conocer de primera mano el talento de Carla han tenido que pagar 2.000 euros más IVA, esto es, 2.420 euros cada uno de ellos. Así, la doctora se embolsa 36.300 euros en tiempo récord gracias a unos fieles admiradores que quieren aspirar a ser como ella.

Carla Barber ha obtenido una gran rentabilidad con sus tres clínicas.

"Nunca imaginé poder permitirme un bolso de marca. Aún recuerdo cuando compré el primero, llevaba ahorrando más de un año y trabajando en múltiples puestos de curro (profesora particular, niñera, azafata, camarera o modelo...). Más tarde, ya como médico y con empresa propia, tener un bolso de lujo se convirtió en algo más asequible para mí", reveló hace unos meses la propia Carla en su Instagram.

[Más información: El gran negocio de Carla Barber: así gana 36.000 euros en 12 horas]