Diego Matamoros (33 años) parece haber dejado atrás su dolorosa ruptura con Estela Grande (23) pese a que hasta ahora no había cerrado la puerta a una reconciliación. Este fin de semana se desvelaba que Diego había estado desayunando en una terraza del municipio madrileño de Boadilla del Monte junto a una atractiva y famosa joven. Ambos se mostraron muy cariñosos y no se cortaron a la hora de besarse continuamente, según desvelaban testigos presenciales al programa Socialité.

Noticias relacionadas

Esa mujer con la que Matamoros podría estar olvidando a Estela es Carla Barber (30), una modelo y doctora cuyo nombre no es nuevo en la prensa del corazón.

Carla nació en Las Palmas de Gran Canaria, donde muy pronto comenzó su carrera como modelo. En 2010 obtuvo el título de Miss Las Palmas, participando al año siguiente en el certamen de Miss Mundo, donde logró quedar entre las finalistas. Aunque la cima de su trayectoria como maniquí llegaría en 2015, cuando se coronó como Miss España.

Carla Barber fue Miss España 2015. Instagram

Carla compaginó durante años su experiencia en las pasarelas con su formación universitaria, licenciándose en 2013 en Medicina por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Tras ello, se trasladó a Alemania para especializarse en Cirugía Plástica en el Hospital Eduardus, una meta que, sin embargo, se vio interrumpida.

Supervivientes

Carla Barber participó en 'Supervivientes 2016'. Mediaset

En 2016, la modelo se sumaba a la aventura de Supervivientes, confesando que su principal objetivo era finalizar su especialización y abrir su propia clínica. En Honduras demostró su carácter luchador y, a pesar de ser una de las menos conocidas del elenco, logró destacar en la competición, ganando en varias ocasiones el puesto de líder y permaneciendo en la isla durante 68 días.

Aunque no se hizo con la victoria en el concurso de Telecinco, sí obtuvo un récord en la isla que a día de hoy sigue sin batirse: la modelo aguantó tres y minutos y veinte segundos bajo el agua en la prueba de apnea.

Clínicas estéticas

Además de modelo, Carla Barber es médica especializada en Medicina Estética. Instagram

Después de ese arrollador inicio televisivo, Carla Barber retoma sus objetivos en Madrid y se especializa en Medicina Estética en la Universidad de Alcalá. Una formación que le permitió abrir su primera clínica en la capital en 2017.

Actualmente, la doctora cuenta con dos centros más, uno en Las Palmas y otro en Valencia. En este tiempo, Barber se ha hecho un hueco en el cotizado mercado de la medicina antienvejecimiento, aunque su labor no ha estado exenta de polémica. En abril del año pasado, la Sociedad Española de Medicina Estética la acusaba de violar el código deontológico por sortear tratamientos a través de sus redes sociales. Una práctica por la que, según la institución, creaba "falsas necesidades" a los clientes.

"Yo lo siento en el alma, lo hacía para que personas que no se lo pueden permitir puedan acceder a estos tratamientos", respondía ella en su Instagram, declarando la guerra a esta asociación. "Nunca formaré parte de una asociación como la vuestra. ¿Qué os fastidia? ¿Que tenga 28 años y me vaya tan bien? Pues os va a seguir fastidiando porque voy a tener un equipo cada vez más grande [...] Voy a seguir creciendo, aunque os joda y os moleste. Os aviso, estoy empezando".

Parejas

Su fugaz matrimonio con el doctor Esquivel es su última relación conocida. Instagram

Carla Barber mantuvo una relación de dos años con el jugador de fútbol Álvaro Morata (27). La pareja se mostraba muy unida, declarándose públicamente su amor en varias ocasiones. Sin embargo, en 2014 se conocía de forma inesperada la ruptura cuando el deportista aparecía con una nueva novia: la influencer María Pombo (24).

Tras aquel desengaño, la modelo volvió a encontrar el amor en 2018 gracias a su carrera como médica estética. Después de Supervivientes comenzó a trabajar en la prestigiosa clínica del doctor Camilo Esquivel, con quien pronto surgió el amor. Un 'flechazo' que culminaba en boda el 22 de septiembre de ese año.

Pero, una vez más, la felicidad duró poco, pues siete meses después anunciaban su separación. "Sin esperarlo, y de pronto, se terminó una relación que pensaba que era para toda la vida. Prometí en el altar estar en lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte nos separase. Lamentablemente en una relación, son dos personas las que deben luchar por ella", escribía ella en su Instagram.

Carla Barber ha compartido un 'story' en el que parece estar Diego Matamoros abrazándola. Instagram

Ahora, ella también parece haber recuperado la ilusión junto a otro corazón roto: el de Diego Matamoros. El influencer rompía su relación con Estela Grande el pasado mes de febrero, un año y medio después de su boda. Pese a que, hasta ahora, él no descartaba una posible segunda oportunidad en su matrimonio, las esperanzas parecen disiparse ahora que muestra públicamente su cercanía con Carla Barber.

[Más información: Carla Barber se divorcia del doctor Esquivel siete meses después de su boda]