No hay ninguna duda de que Ana Obregón (65 años) está atravesando el momento más difícil de toda su vida. La temprana muerte de su único hijo, Álex Lequio, víctima de un cáncer contra el que batalló durante más de dos años, ha supuesto el mazazo más duro de su existencia. Y no solo para ella sino para todo el clan de los Lequio García Obregón.

Noticias relacionadas

La familia de la actriz dista mucho de ser de una de esas controvertidas y célebres sagas donde siempre existe una polémica o una declaración cruzada en la que se dejan en mal lugar los unos y los otros. Los padres de Ana, el empresario Antonio García Fernández (94) y Ana María Obregón Navarro, sus cinco hijos y todos sus nietos están más unidos que nunca ante la peor desgracia que han vivido jamás: el primer fallecimiento de la familia, el del joven Álex a los 27 años. 

Todas las mujeres del clan Obregón y el pequeño Álex Lequio en brazos de su madre, Ana.

La infatigable compañía de las dos hermanas de Ana, Celia (64) y Amalia (63), ha quedado patente a lo largo de estas dos complicadas semanas. No solo se las pudo ver junto a la presentadora en las calles de Barcelona, donde falleció su sobrino, sino después también en Madrid, sin dejar en soledad en ningún momento a quien es también su mejor amiga. A la sombra y desde la más profunda discreción, otras tres personas han sido ahora el aliento de Ana, sus tres sobrinas: Amalia (32), Carolina (31) y Celia (27). 

Ana siempre ha mirado a las hijas de sus hermanas con los ojos de una madre. De hecho, cuando ideó y escribió la serie Ana y los 7, tres de las niñas a las que ella cuidaba y con las que luego ejerció de madre se llamaban Amalia, Carolina y Celia. Entre ellas se llaman las Obregonas y su unión ahora mismo es inquebrantable. Así son Amalia, Carolina y Celia, las tres sobrinas de Ana Obregón. 

1. Amalia Aresu

Ana Obregón junto a sus dos hermanas y sus tres sobrinas. Redes sociales

Amalia Aresu García es hija de Amalia García Obregón y del coreógrafo Giorgio Aresu, que se hizo muy famoso en España por crear los clásicos bailes del programa Un, dos, tres, de Televisión Española. Amalia, uno de los grandes pilares de su tía Ana, estudió Comunicación Audiovisual pero también siguió los pasos de su madre, reconocida modelo internacional.

En el año 2007, de hecho, fue seleccionada como rostro revelación en la entonces conocida como Pasarela Cibeles, actualmente rebautizada bajo el nombre de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. Hace tan solo un año, trajo al mundo a su primer hijo y junto a su madre fundó una empresa de estudios de mercados llamada Polimnia Investments. 

2. Carolina Aresu

La otra hija del matrimonio compuesto por Amalia y Giorgio -divorciados desde 1997- es Carolina. La benjamina de la familia tiene ya 31 años y es muy conocida en el universo del deporte. En concreto, en la hípica, pues la joven ha sido campeona sub-21 en España y Europa con equipos del citado deporte ecuestre.

En la imagen que se adjunta, Ana lo dice alto y claro: "Qué bien saben estos momentos de merendola en familia por el cumple de mi hermana Amalia con mis padres, mi sobrina Carolina y mi hermana Celia. Ellas no tiene Instagram y no les gusta figurar en nada. Ellas no solo son mis hermanas, son mis mejores amigas y mi mayor apoyo siempre". Y qué razón tenía...

3. Celia Vega-Penichet

Álex Lequio junto a su prima Celia.

Celia Vega-Penichet, hija de Celia García Obregón e Ignacio Vega-Penichet, era como una hermana para su primo Álex. Ambos nacieron en el año 1992, han crecido siendo vecinos de la urbanización La Moraleja y han veraneado juntos toda su vida: desde Marbella hasta la casa familiar en la Costa de los Pinos en Palma de Mallorca. Y no solo estuvo con Álex en los momentos más gloriosos, también lo acompañó durante parte de su delicado tratamiento contra el cáncer en Nueva York y Nueva Jersey.

El día 13 de mayo, el día en que su primo -que cariñosamente la llamaban Grazziela, "porque le hacía mucha gracia"- dijo adiós para siempre, Celia le escribió esta preciosa carta: "Nunca había sentido tanto dolor. Nunca jamás habrá nadie como tú. Nunca he visto a alguien luchar tanto por vivir. Mi hermanito pequeño, mi alma gemela, mi cómplice y mi socio. Es raro, te acabas de ir pero siento tu energía conmigo como si estuvieras sentado a mi lado como todos esos viernes en tu casa. Te has ido demasiado pronto, teníamos muchos sueños y planes por hacer. Eternos 27 y eterno tú, porque tu huella ha quedado marcada para siempre en todas las personas que te conocían. Mi compañero de superación, de batallas, de aventuras, de conversaciones sobre filosofía, historia, economía, amor, dios, vida... [...] Eres el más grande y ahora también eres eterno. On and on, through eternity we will shine. Bros until the world blows, sonriendo, like we always do. I love you forever".

[Más información: El guiño de Álex Lequio al hermano pequeño de María Palacios que ahora cobra sentido]