Álex Lequio, el único hijo en común entre Ana Obregón (65 años) y Alessandro Lequio (59), no tenía hermanos plenos, es decir, nacidos del mismo padre y la misma madre. Sí dos hermanos paternos, Clemente (32) y Ginevra Ena (3), fruto del matrimonio del conde con Antonia Dell'Atte (60) y María Palacios (42), respectivamente.

Noticias relacionadas

Sin embargo, Álex siempre consideró que tenía un hermano más. Así lo sentía y así lo gritaba a los cuatro vientos. Él era Borja Palacios (29), hermano pequeño de María Palacios, la actual esposa de su padre, con quien conservaba una gran amistad y al que conoció cuando ambos eran unos niños. Por sus lazos familiares, sus mismos gustos, sus aficiones, también sus ambiciones empresariales y su cercanía de edad -se llevaban apenas un año y medio de diferencia-, desde que se conocieron sintieron una conexión que ha durado hasta el último de los días del joven empresario. 

Pero si hubo una circunstancia que unió para siempre a los hermanos Álex y Borja fue su lucha contra la enfermedad. El hijo de Ana Obregón fue diagnosticado de cáncer en marzo de 2018 y el hermano pequeño de María Palacios aún hoy sigue recibiendo tratamiento médico en su guerra personal contra este adverso bache de salud, según desveló hace unos días la revista ¡HOLA! y pudo confirmar JALEOS a través de Natalia Palacios, otra de sus hermanas. "Se encuentra bien, está estable", apuntó a este diario con tanta prudencia como discreción.

Hace exactamente dos meses meses, el pasado 25 de marzo, en pleno movimiento de entradas y salidas de Álex del hospital Quironsalud de Barcelona, el joven publicaba una fotografía en sus redes sociales que ha pasado desapercibida hasta estos días. Un guiño directo a su big bro Borja -como él lo llamaba- y que ahora cobra especial sentido.

En la imagen puede verse a Son Goku y Vegeta -tan amigos como rivales en la clásica serie japonesa de la que eran protagonistas, Bola de Dragón- a punto de materializar su gran superpoder. La fusión entre esos dos ingentes seres de fantasía se llevaba a cabo para luchar con fuerza y destruir al villano.

Ante sus ojos, en la instantánea posteada por Álex Lequio, Son Goku y Vegeta, juntos y solos, plantan cara a todos los superhéroes de la historia del cómic, una clara metáfora de su pugna más personal y también la más dura. Unidos contra el mal. "Ready" (¡Listos!)", era el comentario que Lequio añadía a la ilustración, etiquetándose a sí mismo en Son Goku y a su gran apoyo, Borja, en Vegeta. 

La respuesta de Palacios fue clara: tres emojis exhibiendo bíceps, a lo que Álex respondía lo siguiente: "Vamos a ir a por ellos, chico. Esta mierda no nos va a joder". Para concluir, Borja sentenciaba con cierta ironía: "Nos llaman meningitis... Al que no matamos, lo dejamos tonto". De sus respuestas se deducía su excelente relación y su particular forma de desdramatizar las cosas. 

María Palacios y Borja Palacios en el entierro de Álex Lequio el pasado sábado 16 de mayo. Gtres

Borja Palacios Milla es el pequeño de los cuatro hijos de Julio Palacios Faci y María (Pina) Milla, un discreto matrimonio perteneciente a la alta sociedad española, alejados voluntariamente del foco mediático a pesar de sus vínculos familiares con el papel couché. Fruto de su longeva relación nacieron María, esposa de Alessandro Lequio, Carla, Natalia y Borja, el niño de los ojos de su madre y de sus hermanas.

El benjamín de los Palacios siempre ha visto en María, 13 años mayor que él, a su segunda madre; y con ella, en los inicios de su romance con Lequio, iba siempre tanto a restaurantes, como al cine, como a diferentes viajes. Ahí conoció a Álex, hijo de Alessandro, y desde entonces para él ha sido un hermano más. Tras la muerte del joven el pasado 13 de mayo a la temprana edad de 27 años, víctima de un sarcoma de Ewing, Borja le dedicaba unas emotivas palabras.

"Teníamos ocho añitos cuando nuestras vidas se cruzaron contra todo pronóstico. Desde entonces, siempre me llamabas tu "hermano mayor". Pero estaba equivocado... Tú eres el hermano mayor. La lección que me has dado estos dos años jamás la olvidaré y la llevaré por bandera. Yo sigo en la batalla, y aunque jamás la libraré con la misma fuerza y valor que tú, te juro que la ganaré por ti, POPOS. Lo que has hecho en la vida tendrá su eco en la eternidad. See you soon (Te veo pronto), ¡gladiador! Love U! (Te quiero)", rubricaba.

[Más información: Nuevo golpe para Lequio: su cuñado, hermano pequeño de María Palacios, sufre una grave enfermedad]