Alessandro Lequio (59 años) ha vuelto este miércoles a su puesto de trabajo, justo cuando se cumplen dos semanas de la dura pérdida de su hijo, Álex Lequio, fallecido el pasado 13 de mayo tras dos años batallando contra un cáncer.

Noticias relacionadas

El colaborador ha reaparecido en El programa de Ana Rosa, donde tanto Ana Rosa Quintana (64) como Joaquín Prat (45) le han recibido mostrándole su cariño en este momento tan complicado. "Sabemos que es un esfuerzo enorme el que estás haciendo, pero también hay que salir un poco", comentaba el presentador. El colaborador, visiblemente triste, ha agradecido el gesto y ha asegurado que ha seguido el programa durante estos días.

Lequio llevaba varias semanas alejado de la televisión, pues decidió dejarlo todo y trasladarse hasta Barcelona para acompañar a su hijo ante el empeoramiento de su salud. Así, el italiano no se ha despegado del Hospital Quirón de la Ciudad Condal, donde Álex Lequio estuvo ingresado en sus últimos días.

Alessandro Lequio en 'El programa de Ana Rosa' este miércoles. Mediaset

De esta manera, Lequio trata de retomar su vida normal pese al duro golpe que ha supuesto la muerte de su hijo. El aristócrata mostraba públicamente su dolor un día después del triste acontecimiento: "Ok, Álex, lo capto... te sacaré del bosque, pero mientras tanto recuerda que eres y siempre serás mi luz y mi centro. Hasta el último aliento. Es el mayor honor ser tu padre. Dios te bendiga, Álex", escribía en su perfil de Twitter.

Aunque no podía ocultar su tristeza, el colaborador ha tratado de mantener el tono de la tertulia y ha comentado la última hora de Supervivientes, aunque sin la mordacidad y el humor con que solía hacerlo. Al finalizar el programa, Ana Rosa le ha dedicado un mensaje de ánimo: "Alessandro, lo peor ya ha pasado. Ya has superado el primer día". Lequio respondía con un agradecimiento: "Son momentos en que ni siquiera sé cómo decir gracias, pero gracias", ha concluído.

A lo largo de este complicado trance, el italiano se ha convertido en el gran apoyo de Ana Obregón (65), de la que ha estado pendiente en todo momento, mientras que él se ha refugiado en su familia, con el cariño incondicional de su mujer, María Palacios (42), y de sus otros dos hijos, Clemente (32) y Ginevra (3).

Desde que la vida de su hijo se apagara y hasta esta reaparición en la que ha lucido camisa blanca y americana azul marino, Alessandro había homenajeado a Álex llevando la camiseta azul con la que Álex había entrado al hospital, convirtiendo esa sencilla prenda en símbolo de su duelo y gesto de amor infinito a su vástago.

Alessandro ha estado muy pendiente de Ana Obregón. Gtres

Así, se le pudo ver llevando esa prenda durante el velatorio y en varias ocasiones posteriores. La última de ellas, el pasado día 18 de mayo, cuando el italiano y su mujer llegaban en coche hasta la vivienda de Ana Obregón para acompañarla y tratar de darle consuelo en medio del dolor.

[Más información: Alessandro Lequio, destrozado tras la muerte de su hijo: "Siempre serás mi luz"]