Marta López (46 años) celebraba el pasado jueves 23 de abril con una sonrisa en los labios el 20 aniversario del estreno de Gran Hermano, el programa que tanto le ha dado y por el que consiguió hacerse un hueco en la televisión. Lo que no sabía la colaboradora es que horas después iba a estallar el mayor escándalo rosa del confinamiento y ella sería una de las protagonistas directas. La polémica videoconferencia de Alfonso Merlos (41) en el programa de Youtube Estado de Alarma sacaba a la luz su relación con la reportera de Socialité Alexia Rivas (27) y acababa así con el hasta entonces noviazgo del periodista con la ex gran hermana. Y la guerra televisiva daba comienzo.

Noticias relacionadas

A lo largo de los últimos siete días, este triángulo amoroso ha sido el tema de conversación de las tertulias de la crónica social y programas de Telecinco. Se han emitido hasta cinco horas seguidas hablando únicamente de este asunto. Por lo que, la figura de Marta López ha tomado un interés mediático más alto incluso que el que tuvo en su participación en el reality por excelencia de Mediaset hace ya 19 años.

La colaboradora de Ya es mediodía -espacio en el que conoció, además, a Merlos- está desvelando sin tapujos los detalles de su historia de amor con el politólogo y defendiendo su verdad en los platós. Sin embargo, esta exposición absoluta de la que goza ahora, que puede reportarle ingresos económicos, no ha sido su tónica habitual en estas casi dos décadas en la que se convirtió en un rostro conocido y ha tenido que labrarse una carrera fuera de la televisión

Desde el año 2018, López está a cargo de una empresa de catering llamada El Búho. Ni siquiera descansa en tiempos de confinamiento, ya que, según ella misma apuntó en directo en Sálvame, el negocio no está activo porque no hay bodas ni eventos, pero sí están poniéndose a disposición de los comedores sociales y de bancos de alimentos para ayudar a los que más lo necesitan. De ahí que estos días haya tenido que desplazarse a estas diversas fundaciones o instituciones para ofrecer sus herramientas de negocio, sus proveedores y chefs a esta causa solidaria.

El Búho catering trabaja en bodas, eventos y como colaborador de restauración.

El negocio lleva en marcha desde 1990, pero desde que Marta tomó las riendas de él, se ha colado en eventos del sector televisivo y ha ampliado su cartera de clientes más allá de las boda, bautizos, comuniones o fiestas de empresa que suelen llevar a cabo la mayoría de caterings.

Nada más hacerse con la gestión de la empresa, la colaboradora ofrece sus servicios a los directivos de su 'casa', Telecinco, y esto le valió para presentarse como el catering oficial de las Campanadas de la cadena en 2018. Esto dio un gira a un negocio ya de por sí exitoso, como presume su página web en la que hablan de casi 10.000 clientes satisfechos, tres premios a los cocineros, su amplia gama de menús con opciones celíacas o veganas y su compromiso esencial de trabajo las 24 horas del día durante los 365 días del año y con posibilidad de desplazarse a cualquier punto de España.

La empresa de Marta fue el catering oficial de las campanadas de Telecinco en 2018.

Y precisamente el carácter español es lo que destaca en su propuesta culinaria. El Búho posee una extensísima carta que cuenta con 30 aperitivos fríos, entre los que se puede leer "Queso Idiazábal ahumado con nueces", "rollitos de cecina con pilla y membrillo", "cucharita de ventresca con pimiento piquillo" o "chupito de crema de melón con sal de jamón"; además de 38 aperitivos calientes, como "pañuelitos de pisto de berenjena y albahaca", "bolitas de foie almendrado con reducción de vino tinto" o "mini burguers con cebolla confitada". 

Una propuesta de 27 entrantes de colores y sabores mediterráneos; entre los platos principales, ocho platos de pescados frescos, o doce carnes de primera calidad con diversas salsas y acompañamientos. Los postres son los reyes del menú en cualquier eventos, y el catering posee 18 creaciones caseras. En cuanto a bebidas, poseen una amplia bodega de vinos, cava, champán y refrescos.

Algunos de los productos que ofrece El Búho de su extensa carta.

Esta es la lujosa carta que suelen degustar los novios e invitados a las bodas más exclusivas hasta el propio Jorge Javier Vázquez (49) en las Campanadas o Kiko Hernández (43), ya que contrató sus servicios para una celebración de sus hijas. Pero desde hace unas semanas, estos productos de calidad y buen gusto están a disposición de los que más lo necesitan gracias al altruismo de Marta López, que en estos momentos no pasa por su mejor momento. 

[Más información: Alfonso Merlos deja más 'víctimas': una marca de ropa española, damnificada por el escándalo]