Los sabores malagueños serán los protagonistas de la gastronomía de los Premios Goya 2020. Málaga, ciudad que acoge esta edición, se está volcando con el cine español con distintos eventos y exposiciones y Vilaplana Catering, la marca de catering de alta gama de Compass Group en España, va a presentar una propuesta en la que los productos y elaboraciones de la tierra también son el eje.

Noticias relacionadas

Los más de 3.000 invitados que asistirán el sábado a la gala podrán degustar un menú en el que tendrán especial presencia productos como los embutidos y quesos de la serranía de Ronda, molletes de Antequera, ternera retinta, tomates de Coín y elaboraciones típicas como los borrachuelos y las tartas locas. La bodega también tendrá sello malagueño. Una apuesta por lo local que permite prescindir de recetas internacionales.

Fran Benítez, director de Vilaplana Catering en Madrid, afirma que "se trata de una noche muy especial porque se reconoce la magia del cine. Queremos estar a la altura con una propuesta que aúne esa magia con toda la riqueza gastronómica andaluza para ofrecer platos inolvidables".

Andreu Buenafuente y Silvia Abril volverán a presentar la ceremonia de los Goya.

Más de 300 personas entre cocina, servicio de sala y logística forman el equipo que atenderá a los asistentes a unos Premios Goya que quieren ser por primera vez, tal y como ha anunciado la Academia de Cine, un evento neutro en carbono. A esta iniciativa, Vilaplana se suma el sábado con sus estándares ecológicos y de respeto del medioambiente que incluyen desde el uso de materiales desechables 100% sostenibles a la formación para el personal en el consumo responsable de energía y agua y la mejora en la gestión de residuos. Además, se va a evaluar y publicar el impacto de la huella emitida durante el evento.

Está previsto que durante la gala, que se celebra en el palacio de deportes José María Martín Carpena de Málaga, haya un cocktail con especialidades tanto frías como calientes, rincones temáticos y degustaciones especiales, además de una recena de "madrugá". Una propuesta en la que la seguridad de los comensales, clave en la propuesta de Vilaplana, se cuidará con hasta 25 menús distintos que permitirán ofrecer alternativas para aquellos invitados con algún tipo de alergia alimentaria.

Compass Group, con el chef Wolfang Puck al frente, ha sido la encargada de las últimas 25 ediciones de la cena oficial posterior a los Oscars -Governors Ball- y Vilaplana Catering ha sido la responsable de la gastronomía de la Davis Cup by Rakuten Madrid Finals 2019 celebrada en noviembre en Madrid.

Wolfang Puck, un chef 'de Óscar'

El chef Wolfang Puck lleva 25 años a cargo de la cena de los Óscar. Gtres

La cena de la 34 edición de los Premios Goya correrá a cargo de la empresa Vilaplana, que forma parte del grupo Compass Group donde trabaja Wolfang Puck, chef encargado de elaborar el menú de los Premios Óscar de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos.

En la edición de 2019, el sabor español tuvo un gran protagonismo en el menú diseñado por Wolfang Puck, pues el chef aseguró entonces que los invitados se sentirían "como si estuvieran en el mejor restaurante de España" gracias a los 90 jamones ibéricos Cinco Jotas que se convirtieron en el plato estrella del evento.

El resto del menú de los Óscar 2019 estuvo confeccionado con recetas impregnadas del estilo personal de Puck: patata asada rellena de caviar, pastel de pollo con trufa negra, 240 kilos de ternera de wagyu, sushi, ostras, mariscos y postres variados. Además, se elaboraron hasta 400 pizzas tradicionales y 6.500 figuras de chocolate con la famosa silueta de la estatuilla.

La fiesta posterior

Después de las tres horas de gala, ya con el estómago lleno, los nominados, invitados y premiados que sigan conservando fuerzas se reunirán en una afterparty que cada año acapara todas las miradas tras la entrega de galardones.

Las estrellas del cine español asistirán a una fiesta privada con un protocolo mucho más informal y relajado que el de la ceremonia. Sin embargo, muchos de los asistentes deciden redoblar su apuesta y sorprender con looks igual de sofisticados (o más) que los que lucieron en la gala. Fue el caso de Nieves Álvarez (45), Tamara Falcó (38) o Paco León (45) en la pasada edición.

[Más información: De la teta de Paz Vega al beso 'robado' de Clara Lago y Dani Rovira: las anécdotas de los Goya]