Inés Sainz (44 años), ganadora del certamen Miss España en 1997, ha anunciado que ha terminado su tratamiento contra el cáncer de mama. La modelo ha sido la encargada de dar a conocer esta buena nueva a través de varias publicaciones en sus redes sociales, donde muestra su alegría y explica cómo ha vivido estos últimos meses de lucha contra la enfermedad. 

Noticias relacionadas

"Hace una semana andaba yo así de contenta por los pasillos del Ruber Internacional", ha explicado Sainz junto a un vídeo donde se la ve bailando en las escaleras del centro médico. "Creo que no tienen paciente en oncología más gamberra, ¡pero yo tenía que marcarme un baile porque no tienen campana que tocar cuando acabas tu tratamiento!", ha escrito. 

"Mañana os cuelgo el tercer y último vídeo con mi testimonio. No me vais a ver con tanta energía porque esto de la radioterapia es agotador. Pero saqué fuerzas de donde no había para dar carpetazo final a Agustín (como llama en tono humorístico al tumor que le detectaron) y empezar mi nueva vida en 2020", ha añadido. 

En otra publicación, la exmiss España ha querido narrar cómo ha afrontado estos últimos meses. "Solo quería dejar constancia de que lo más terrible de esta enfermedad es el miedo. Y al miedo se le vence con conocimiento. Por eso, aunque mi primer instinto fue esconderme aterrada por lo que me pudiera pasar, pensé que quizás podía ayudar el contar mi día a día con la intención de traduciros ese idioma que utilizan los médicos (que yo les quiero mucho pero no hay quien les entienda) a un lenguaje más cercano con un poquito de humor", ha añadido. 

"No puedo hablar de la quimioterapia y tampoco de sufrir una mastectomía. Aunque hace unos meses lo desconocía, al final mi diagnóstico fue el menos grave. Me siento afortunada y siempre recordaré que fue gracias a una revisión ginecológica a tiempo. Si lo hubiera dejado un poco más, quizás estaría contando otro diagnóstico o quizás nada, porque no hubiera tenido una segunda oportunidad", ha explicado. Unas palabras con las que vuelve a señalar lo importante que son este tipo de revisiones para detectar a tiempo cualquier tipo de anomalía y actuar lo antes posible.

La modelo no ha querido desaprovechar la oportunidad de agradecer las muestras de cariño que ha recibido en el último tiempo: "Tengo tantos agradecimientos que parecería Pedro Almodóvar (70) en la entrega de los Oscars y siempre me dejaría a alguien fuera pero lo tengo que intentar. Gracias a todas las guerreras que me habéis escrito contándome vuestros casos, mandándome vuestro apoyo, consultándome vuestras dudas y mandándome vuestras recomendaciones. También a sus familias y a tantas desconocidas, ¡¡que me han hecho caso y han ido al ginecólogo!! A mi familia, a mis amigos y a mi unicornio todos infalibles. ¡¡Txiki Mate se ha portado como un auténtico hombrecito y ha sacado las mejores notas del mundo!!", ha asegurado.

"Al equipo del Ruber Internacional por curarme. A @marioptft por ponerme fuerte. A los medios de comunicación por ayudarme a difundir el mensaje de la prevención, a las fundaciones y a las marcas vinculadas al cáncer. Tengo intención de volver a retomar mi discreta vida y que ningún vídeo mío se vuelva a hacer viral, pero todos los que están en esta lucha, siempre podréis contar con mi apoyo y mi imagen de personaje público para lo que haga falta", ha concluido. 

El pasado de octubre Inés Sáinz anunció en una revista que tiene cáncer de mama: "Tengo cáncer, pero sé que lo voy a superar. No quiero que sea un drama. Mis amigos y yo llamamos Agustín al tumor porque no estamos nada 'agustín' con él", afirmó en Diez Minutos, "hay que poner un poco de humor a la situación porque si no, te hundes".

La exmiss vizcaína Inés Sainz hizo una denuncia pública sobre su situación laboral.

La modelo ha querido narrar en estos meses cómo ha sido su lucha contra el cáncer de mama y los problemas a los que se ha enfrentado en esta dura batalla. En concreto, denunció que una empresa bilbaína de la que era imagen decidió prescindir de sus servicios y romper el contrato que tenía con ellos tras desvelar su enfermedad. "Es mucho lo que tengo que sacar adelante y con la comida de mi hijo no se juega, pero estoy en rollo 'paz y amor'. No me han pagado, se han quedado más anchos que largos y le he estado dando muchas vueltas, pero mi madre me educó como una señora y no diré la marca", aseguró. 

[Más información: Inés Sainz comienza su tratamiento contra el cáncer de mama]