Jorge Javier Vázquez (49 años) ha recibido este miércoles el alta hospitalaria, y alrededor de las 15:00 horas ha abandonado el hospital Sanitas La Moraleja. A su salida, el presentador ha posado sonriente a las puertas del centro ante los medios.

Noticias relacionadas

Vázquez ingresó el martes en este centro médico para someterse a una segunda intervención quirúrgica en la que los médicos han restaurado uno de los dos stents que le colocaron el tras sufrir en marzo un aneurisma y un ictus. Con la sonrisa que le caracteriza, el catalán llegaba al citado hospital privado luciendo un abrigo negro, un jersey en mismo tono azabache y un divertido e invernal gorro de rayas negras, grises y una roja. Sin pararse con los medios de comunicación, Jorge descendió del coche que lo llevaba y ha entrado directamente al centro clínico.

Jorge Javier Vázquez no ha dudado en posar ante los medios de comunicación a su salida del hospital.

El martes por la noche, su compañero Carlos Sobera (59) confirmó en directo que el estado de salud de Jorge Javier era bueno: "En nombre de todo el equipo quiero mandarle todo el cariño y apoyo a Jorge Javier. La intervención a la que se ha sometido hace unas solas horas ha salido bien. Me dicen que ya está pensando en volver. Solo espero estar a la altura. Te estamos esperando", ha asegurado. 

Durante su estancia en el hospital, el presentador ha contado con el apoyo de sus amigos más incondicionales. María Patiño (48) fue la primera en llegar al centro médico, cargando dos ramos de flores con los que decorar la que ha sido su habitación durante las pocas horas que ha estado ingresado. A su lado también ha estado David Valldeperas (46) y su madre, María Morales Martínez (80). 

Fue el pasado 29 de octubre cuando el presentador de Sálvame anunció en su cuenta de Instagram que debía someterse a una nueva operación. "Después de una prueba muy esperada me han comunicado que tengo que volver a pasar por el quirófano en diciembre. No hay mal que por bien no venga. Ya no tengo que romperme la cabeza pensando dónde iré de vacaciones", afirmó. 

Hace aproximadamente dos meses, una de las caras más célebres de Mediaset España revelaba en público que el pasado 10 de septiembre se había sometido a una revisión rutinaria tras el ictus que sufrió hace nueve meses y los resultados de esas pruebas no fueron tan buenos como se esperaba: "De los dos stent que tengo hay uno que tiene un estrechamiento muy leve, de menos de un 15 por ciento", confesaba.

El catalán afirmó entonces que deseaba mantener la información en secreto hasta tener "alguna certeza", pues este contratiempo podría implicar la necesidad de someterse a una segunda intervención, algo que finalmente ha ocurrido.

[Más información: Jorge Javier Vázquez pasará la noche en la UCI tras su operación]