Asunción Balaguer en un montaje de JALEOS.

Asunción Balaguer en un montaje de JALEOS.

Famosos UNA VIDA DE CINE

Asunción Balaguer y la familia Rabal, una dura vida marcada por las enfermedades y las deudas

La actriz ha fallecido este sábado a los 94 años de edad en el hospital madrileño de la Fuentefría (Cercedilla) como consecuencia de un fallo multiorgánico.

Noticias relacionadas

Esta madrugada, la consagrada actriz Asunción Balaguer ha fallecido a los 94 años de edad como consecuencia de un fallo multiorgánico. Durante medio siglo, fue la esposa y después, la viuda, del enorme actor español Paco Rabal, pero la vida le reservaba aún tiempo suficiente para reivindicarse como la intérprete que era y a la que decidió renunciar por su familia.

Muy unida a su marido, siempre le recordaba con las mejores palabras: "El recuerdo de Paco sigue vivo por lo menos en el recuerdo de la gente de nuestra generación, y espero que también de los jóvenes porque sus películas siguen funcionando". Paco Rabal fue un gran actor, pero también un gran marido que acompañó a Asunción en sus etapas más difíciles: "Era un hombre muy alegre y muy vivo, muy amigo de todo el mundo".

Rabal y Balaguer, unidos en Alpedrete

Durante los primeros años de su vida, Balaguer se dedicó a formarse para ser una gran actriz. Tras terminar su formación, ingresó en la Compañía Lope de Vega de José Tamayo, donde trabajó con grandes actores como Carlos Lemos, Alfonso Muñoz o Josefina Santaolalla.

Muere la actriz Asunción Balaguer a los 94 años

Allí conoció al actor Francisco Rabal, de quien se hizo novia en 1949, e inmediatamente ambos sintieron una atracción mutua. "Estuvimos mucho tiempo siendo compañeros. Él decía que siempre le había gustado, pero yo no lo había notado. Éramos veinteañeros, yo no he sido nunca coqueta, aunque Paco decía que lo era inconscientemente", aseguró la actriz en una entrevista en Diez Minutos. 

Asunción contrajo matrimonio con Paco Rabal en 1951.

Asunción contrajo matrimonio con Paco Rabal en 1951.

Se casaron en 1951 para no separase de él hasta su muerte en 2001, tras cincuenta años de matrimonio. Paco Rabal fue el gran amor de su vida, y Asunción Balaguer no dudó en abandonarlo todo para dedicarse a él y a su familia. Algo de lo que nunca se arrepintió: "Porque Paco tenía la misma profesión y teníamos los mismos amigos, leíamos los guiones juntos, comentábamos. Cuando Paco triunfaba disfrutaba como si fuera yo la que estuviese en el escenario", explicó.

La actriz ha explicado en varias ocasiones que era tanto su amor que incluso le perdonaba las infidelidades que tuvo el actor durante su juventud. "Me enfadaba solo un rato cuando Paco regresaba a casa feliz de sus aventuras con otras mujeres; porque él no me engañó, yo lo sabía todo", explicó en una entrevista en XL Semanal. 

La actriz, muy querida, cuenta con una casa de la cultura en el propio Alpedrete que está ubicada en la plaza que lleva el nombre de su marido, Paco Rabal. De hecho, el intérprete contribuyó a obras por la zona: "Él se crió cuando era joven por esta tierra, estaba en El Escorial y él abrió el túnel para hacer la iglesia", comentaba la conocida actriz.

Una vida repleta de complicaciones

Sin embargo, la vida de los Rabal Balaguer no fue siempre fácil y llena de éxitos. Siendo una saga conocida, querida y muy popular entre el público, las dificultades hicieron mella en la familia. Además de las infidelidades que tuvo que sufrir Balaguer, su hija, Teresa Rabal, tuvo que hacer frente a la enfermedad y al fracaso. 

La hija de la pareja llegó a grabar más de 80 discos infantiles y marcó a toda una generación con El gran circo de Teresa Rabal y canciones como Veo, veo. Cuando terminó esta época, también terminó su fama. 

Teresa Rabal durante la representación de 'Gigi' en 1973.

Teresa Rabal durante la representación de 'Gigi' en 1973.

Teresa Rabal tuvo que vender su mansión debido a las deudas que se iban acumulando. Pasó una difícil situación económica que la obligó a vender su mansión y aceptar multitud de ofertas para conseguir ingresos económicos. Se hizo muy conocida la ocasión en la que cantó en una boda privadas en un restaurante de Rivas Vaciamadrid. 

Mientras los medios se centraban en su difícil situación, Teresa ocultaba además otro secreto: se estaba recuperando de un tumor de mama. A pesar de su delicada salud, se dedicó a cuidar a su marido, el famoso músico y compositor Luis Eduardo Rodrigo, que padecía una enfermedad pulmonar grave y que falleció el 17 de abril de 2017.

La hija de Asunción Balaguer confesó tiempo después, en una entrevista con Toñi Moreno (46), que "fue precisamente gracias a Luis que tuve que ser muy fuerte, para ayudarle con su enfermedad. Esto me sirvió para superar la mía", contó la polifacética artista que hizo, junto a su marido canciones tan exitosas como De oca a oca.

El nieto de Asunción, Liberto, también probó suerte en el mundo de la actuación. El joven heredó el porte de su familia, pero nunca llegó a tener una gran carrera.

Liberto Rabal y Adriana Davidova paseando por las calles de Madrid.

Liberto Rabal y Adriana Davidova paseando por las calles de Madrid.

Liberto ha estado muy volcado con su mujer, la actriz Adriana Davidova, quien padece una extraña enfermedad por la que no le puede dar la luz del sol. Razón por la que la pareja tiene que buscar multitud de tratamientos y llevar una vida diferente. Liberto llegó a relatar en 2005, que él, su mujer y su hijo Daniel, llegaron a vivir con dos euros al día. Ahora la vida le ha llevado por otros derroteros, y Liberto ha emprendido nuevo camino trabajando en la conocida cadena de muebles y cosas de casa.

Vitalista hasta el último de sus días

No ha sido fácil la vida de la familia de Rabal Balaguer, sin embargo, Asunción siempre ha tenido una sonrisa que la ha acompañado hasta el último de sus días. Vitalista, hacía hincapié en la suerte que tenía de mantener la "memoria" y "fuerza en los brazos", y sus intenciones de seguir participando en cine, televisión y teatro hasta que las fuerzas se lo permitieran. "Es el placer que tengo", explicaba siendo consciente de que cada vez había menos personajes de su edad tanto en el cine, como en la televisión y en el teatro.

Asunción Balaguer se mantuvo vitalista hasta sus últimos días.

Asunción Balaguer se mantuvo vitalista hasta sus últimos días. Reuters

Una de sus últimas apariciones era en la serie de televisión en TVE Olmos y Robles, donde había trabajado con "actores estupendos" y donde hacía una "pareja extraña" con Pepe Viyuela (56), del que solo podía decir lo mucho que se habían divertido y que eran "muy amigos".

Asunción Balaguer siempre se alegraba de tener una gran vida: "Yo creo que son los genes, bueno mi familia murieron todos muy jóvenes, mis padre a los cincuenta y pico, pero las mujeres estamos bien. Mi hermana tiene tres años menos que yo y también está estupenda, no necesita depender de alguien y es lo que más deseo, poder ser independiente", recordaba.

Asunción Balaguer siempre tuvo en primer puesto el teatro clásico y en verso, lo que más desarrolló cuando era joven. "Mientras responda mi cabeza y mi cuerpo, seguiré trabajando", contaba la consagrada actriz en el homenaje que le hizo la asociación AISGE y el Ayuntamiento de Alpedrete, localidad en la que residió casi 40 años.

La actriz Asunción Balaguer ha fallecido en la madrugada de este sábado en el hospital madrileño de la Fuentefría (Cercedilla) como consecuencia de un fallo multiorgánico, según ha informado la Fundación AISGE en un comunicado.

[Más información: Fallece Asunción Balaguer, la actriz y viuda del actor Paco Rabal, a los 94 años]