Alejandro Sanz (50 años) y Raquel Perera (44) están viviendo su primer verano separados. La pareja decidió comenzar una nueva vida por separado a principios del mes de julio, una ruptura sentimental que se hizo oficial después de surgir los primeros rumores de crisis en la prensa.

Noticias relacionadas

A pesar de mantener una relación "cordial y amistosa", el cantante y la empresaria han dado por finalizada una historia de amor de doce años. Aún así, en el comunicado que emitieron en Instagram dejaron claro que, por el bien de sus pequeños Dylan y Alma, su relación iba a continuar siendo buena: "Somos una familia y siempre lo seremos. Decidimos amarnos para siempre y así será. Lo eterno tiene la complejidad y la ventaja de transformar las maneras de amarse en otras direcciones sin destruir el cariño, la lealtad y la responsabilidad conjunta sobre nuestros hijos".

Una ruptura que ha llevado a Raquel y a Alejandro a pasar sus primer verano por separado y de maneras muy diferentes. Mientras el madrileño se ha centrado al máximo en sus compromisos profesionales con La Gira, Perera ha decidido hacer las maletas para disfrutar de la playa con sus pequeños.

Arropada por su buena amiga, Elena Tablada (38), Raquel se ha dejado ver en Ibiza tranquila y relajada. Pasando unos días en el mar, la ex de Alejandro Sanz ha aprovechado para presumir de sus dos pequeños en Instagram. Una fotografía que ha contado con el aplauso de Jaydy Michel (45), primera esposa de Sanz.

Por su parte, el cantante de Corazón partío se encuentra promocionando su próxima gira de conciertos en México, país donde se le tiene en muy alta estima.

Dos caminos separados que seguirán por el mismo sendero por el bien de sus pequeños Dylan y Alma , de 8 y 5 años respectivamente.

[Más información: Quién es Raquel Perera, la mujer que trabajaba para Alejandro Sanz y terminó enamorándolo]