La confirmación de la ruptura entre Alejandro Sanz (50 años) y Raquel Perera (44) llegó hace solo tres días con el mensaje más personal de los protagonistas en redes sociales. "Somos una familia y siempre lo seremos. Decidimos amarnos para siempre y así será. Lo eterno tiene la complejidad y la ventaja de transformar las maneras de amarse en otras direcciones...El mundo cambia, nosotros también, siempre amorosamente", eran las palabras que empleaban el cantante y la psicóloga al unísono en sus respectivos perfiles de Instagram para desvelar con sutileza su separación. Y 72 horas después, la vida de Perera ha dado un gran giro de visión y está plenamente centrada en su nueva meta: el bienestar de la sociedad y del planeta Tierra.

Noticias relacionadas

Tras años al lado de Sanz, y a pesar de haber estudiado Psicología, decidió especializarse en Marketing y Comunicación para respaldar a su marido en el mundo artístico; pero ahora, su vida ha dado un vuelco de 180 grados y después de la ruptura con el intérprete de Corazón partío Raquel parece haber querido cerrar el capítulo más musical de su vida. Ha cambiado las reuniones con ejecutivos de multinacionales por reivindicaciones públicas sobre el buen uso de la naturaleza, o las letras de las canciones más puras de Alejandro Sanz por mensajes contra los abusos a mujeres.

A sus 75.000 seguidores les está mostrando una parte que hasta ahora no había enseñado. Siempre compartía selfies para animar a sus fans, fotos promocionales de su ya exmarido e imágenes en familia. Sin embargo, parece que los intereses personales y profesionales de la empresaria van por otros lares y ha comenzado su propia batalla contra el cambio climático y la lucha por el feminismo y la libertad desde sus redes.

En tres días son ya más de cinco publicaciones las que la psicóloga, empresaria y experta en Marketing ha compartido en sus perfiles en referencia a estas causas. Primero fue una imagen en la que puede verse dos visiones de ver el ciclo vital: en la parte superior aparecen animales, plantas y un humanos reunidos todos en un círculo; en la parte inferior, los mismos protagonistas pero esta vez en forma de pirámide y dominando a todos los demás aparece el hombre. La primera visión hace referencia al ecologismo, la segunda al egocentrismo. Y Raquel hace una pregunta a sus seguidores: "¿Quién quieres ser?".

Del mismo modo, la exmujer de Alejandro Sanz se ha mostrado preocupada por la multiplicación de los abusos sexuales, y ha querido apoyar la idea de los expertos que dicen que "es necesario concienciar en los más jóvenes la salud afectivo-sexual", aportar mayor conocimiento sobre la sexualidad y "limitar el acceso a contenido pornográfico gratuito". Perera está fuertemente unida a la lucha feminista y contra cualquier abuso discriminatorio; como también lo está por quienes se empeñan en negarse a colaborar por un planeta mejor, y por la necesidad de cuidar el entorno y la naturaleza para que, como se ha publicado recientemente y ella ha divulgado, la Tierra no se convierta en 2050 en un lugar inhabitable.

Todas sus preocupaciones, reivindicaciones y luchas han comenzado de cero a cien y se ha convertido ya en una ferviente soldado del bienestar del mundo. Y parece que así será durante mucho tiempo y prepara proyectos vinculados a esta temática. En todas sus publicaciones al respecto añade el hashtag #vienencosasbonitas, lo que hace augurar que en breve saldrá a la luz la nueva faceta de Raquel Perera.

Raquel quieren concienciar a sus seguidores de la importancia de la naturaleza y la libertad. Capturas RRSS

No sería el primer proyecto empresarial en el que se aventura sola. A sus espaldas carga negocios de cremas o de moda en el que también colaboró su exmarido con creaciones de temática musical. Y es que tras más de una década viajando por el mundo con Sanz y sus dos hijos, Dylan (8) y Alma (5), Perera ha encontrado la estabilidad en Miami, en la residencia del cantante donde ahora vive con sus pequeños. En esa tranquilidad ha tomado la decisión de embarcarse en una causa que solo beneficia a todos. Es cuestión de tiempo que desvele en qué se concreta y materializa su labor por mejorar el medio ambiente y la conciencia social.

[Más información: Quién es Raquel Perera, la mujer que trabajaba para Alejandro Sanz y terminó enamorándolo]