Raquel Perera (44 años) ha querido poner fin a todas las informaciones que hablan de una crisis entre ella y su marido, Alejandro Sanz (50). Lo ha hecho aprovechando el cumpleaños de uno de sus hijos, y como no, a través de sus redes sociales, donde ha compartido una fotografía junto al cantante y los dos pequeños de la familia. En el texto, ambos sugieren el final de su unión matrimonial, pero no del amor existente entre ellos. 

Noticias relacionadas

"Un amor puro y comprometido. Somos una familia y siempre lo seremos. Decidimos amarnos para siempre y así será. Lo eterno tiene la complejidad y la ventaja de transformar las maneras de amarse en otras direcciones, sin destruir el cariño, la lealtad y la responsabilidad conjunta sobre nuestros hijos. Nuestra familia está por encima de cualquier cosa...es diversa y Bella, como la vida y así permanecerá.  El mundo cambia, nosotros también, siempre amorosamente. Gracias por respetarlo", concluye en la publicación.

Alejandro Sanz, Raquel Perera y sus dos hijos en una imagen de Instagram.

Perera ha recibido por esta publicación casi 400 comentarios en menos de una hora. Amigos, conocidos y seguidores del cantante, han querido defender y apoyar el vínculo familiar que tienen entre ellos y también con sus dos hijos, sea de la manera que sea, pero siempre con amor.

Estas son las primeras palabras, pero no la primera manifestación pública de la empresaria respecto a su actual situación sentimental, a pesar de que siempre se ha mostrado discreta con su vida privada, y más desde que hace dos semanas el periodista Aurelio Manzano y la directora de la revista Corazón TVE, Pilar Vidal, confirmasen la crisis entre la mediática pareja. Fue durante la boda de Sergio Ramos (33) y Pilar Rubio (41) cuando saltaron las alarmas sobre su distanciamiento, y se habló incluso de que podrían estar viviendo separados.

No es la primera vez que la pareja sufre una separación en los ocho años de matrimonio que llevan y los dos hijos que tienen en común. Según algunos medios de comunicación, además del compromiso profesional de artista y del ritmo frenético que lleva, lo que le impediría pasar tiempo en casa. Otro de los principales motivos de la crisis es que podría haber una tercera persona implicada en el distanciamiento. Se habla de una mujer de origen caribeño como responsable del cese de la convivencia entre ellos. 

[Más información: Quién es Raquel Perera, la mujer que trabajaba para Alejandro Sanz y terminó enamorándolo]