El actor Micky Molina (55 años) ha roto su silencio después de que el jueves pasado atropellase a una niña de 9 años a la salida del restaurante Cas Pagès, en la localidad ibicenca de Sant Carles. El hijo del mítico Antonio Molina ha intervenido en el programa Espejo Público, donde ha afirmado que está "hundido" y que está siguiendo la evolución de la pequeña. 

Noticias relacionadas

"Lo lamento muchísimo. Estoy siguiendo la evolución de la niña. He ido al hospital para interesarme por ella y me voy a poner en contacto con la madre. Salía de comer y había tomado vino pero no estaba borracho como se ha dicho. Asumo las consecuencias. Estoy hundido pero doy gracias a Dios por que la niña solo tenga rasguños", ha desvelado el exmarido de Lydia Bosch (55). 

Efectivamente, Molina ha afirmado que no se encontraba ebrio, pero sí que es cierto que la Policía Local le realizó dos pruebas de alcoholemia y en ambas dios positivo. En la primera dio 0'95 miligramo por litro de aire expirado y, diez minutos después, en una segunda prueba, dio 0'91. Cabe recordar que el límite está en 0'61 miligramo, lo que supondría una fracción administrativa. Todo lo que supere ese límite ya es delito penal. En aquel momento el intérprete no fue detenido pero sí que está siendo investigado por un delito contra la seguridad vial. 

El actor Micky Molina en una imagen de archivo.

Este lunes por la tarde, la familia de la niña de 9 años enviaba un comunicado con el que pretendía esclarecer ciertos puntos y con el que se posicionaban a favor de Molina. En primer lugar, "en el primer momento de los hechos, nuestra hija se hallaba situada frente al coche del actor, quien, a bordo de su vehículo inmovilizado y según nos explicó posteriormente, intentaba situar la palanca de cambios en la "P" de parado", ha puntualizado la familia Navarro-Requena.

Como esta maniobra falló, "Micky Molina no pudo evitar que el vehículo se desplazara ligeramente hacia delante tocando levemente a la niña, la cual, al ver que el coche se iba hacia ella, se echó al suelo, causándole como consecuencia algunos arañazos en las rodillas al rozar con arena y asfalto". Y según la familia de la niña, "el señor Molina dio marcha atrás rápidamente y salió del coche pidiendo por favor que se llamara al 112". La niña se levantó del suelo diciendo que estaba bien e insistiendo en que no le había pasado cosa alguna, intentado además tranquilizar al señor Molina, quien se encontraba muy nervioso tras lo ocurrido", se ha añadido en el comunicado.

Según los padres de la pequeña, "Miguel nos pidió reiteradas veces perdón muy compungido y tras el incidente se ha puesto en contacto con nosotros cada día para interesarse por el estado de la niña, pidiendo constantemente disculpas y lamentando lo sucedido". La familia ruega a los medios de comunicación varias cosas: "Rigor y prudencia, sin estridencias y ateniéndose a los hechos, ya que, aunque y como es lógico sentimos enormemente que nuestra hija haya tenido que pasar por esta experiencia, los hechos no pasaron de ser un incidente desagradable, pero sin importancia ni consecuencias".

Micky Molina.

A continuación, la familia de la menor ha concluido: "no deseamos que las consecuencias pudieran repercutir en el prestigio personal o profesional del señor Molina, quien, se ha mostrado muy apesadumbrado por el incidente y ha tenido con nosotros un comportamiento amable, colaborador y cariñoso".

Los hechos sucedieron el pasado jueves alrededor de las 14:15 horas de la tarde. La niña, que se encontraba con su familia dentro de su coche, se bajó y otro turismo que se encontraba a unos dos metros "de pronto hizo un movimiento brusco", tal y como adelantó Diario de Ibiza. Tras el impacto, la menor fue trasladada al hospital de Can Misses. Resultó herida con contusiones en las piernas. 

[Más información: Comunicado de la familia de la menor supuestamente atropellada por el actor Micky Molina]