El jueves pasado salía a la luz la noticia del supuesto atropello de Micky Molina (55 años) a una menor de 9 años al hacer una maniobra en el aparcamiento de un restaurante de Ibiza. Poco después, la Guardia Civil afirmaba que había dado positivo en el control de alcoholemia.

Noticias relacionadas

La familia de la niña de 9 años ha creado un comunicado que Andrea Molina (27) y Lydia Bosch (55) han compartido en sus redes sociales para aclarar los hechos: "En primer lugar, "en el primer momento de los hechos, nuestra hija se hallaba situada frente al coche del actor, quien, a bordo de su vehículo inmovilizado y según nos explicó posteriormente, intentaba situar la palanca de cambios en la "P" de parado", ha declarado la familia Navarro-Requena.

Historia de Instagram de Lydia Bosch.

Como esta maniobra falló, "Micky Molina no pudo evitar que el vehículo se desplazara ligeramente hacia delante tocando levemente a la niña, la cual, al ver que el coche se iba hacia ella, se echó al suelo, causándole como consecuencia algunos arañazos en las rodillas al rozar con arena y asfalto". Y según la familia de la niña, "el señor Molina dio marcha atrás rápidamente y salió del coche pidiendo por favor que se llamara al 112". La niña se levantó del suelo diciendo que estaba bien e insistiendo en que no le había pasado cosa alguna, intentado además tranquilizar al señor Molina, quien se encontraba muy nervioso tras lo ocurrido", ha añadido el comunicado.

Y según los padres de la pequeña, "Miguel nos pidió reiteradas veces perdón muy compungido y tras el incidente se ha puesto en contacto con nosotros cada día para interesarse por el estado de la niña, pidiendo constantemente disculpas y lamentando lo sucedido".

Con todo lo que se ha montado con este noticia, la familia ruega a los medios de comunicación varias cosas: "Rigor y prudencia, sin estridencias y ateniéndose a los hechos, ya que, aunque y como es lógico sentimos enormemente que nuestra hija haya tenido que pasar por esta experiencia, los hechos no pasaron de ser un incidente desagradable, pero sin importancia ni consecuencias".

A continuación, la familia ha seguido: "no deseamos que las consecuencias pudieran repercutir en el prestigio personal o profesional del señor Molina, quien, se ha mostrado muy apesadumbrado por el incidente y ha tenido con nosotros un comportamiento amable, colaborador y cariñoso".

[Más información: Micky Molina atropella a una niña de 9 años cuando conducía bajo los efectos del alcohol]