Gema López (48 años) ha sido la última colaboradora de Sálvame en abandonar el plató de televisión durante la emisión del programa en directo. La periodista del corazón se enzarzó este lunes en una discusión con el presentador, Jorge Javier Vázquez (48), a raíz de un vídeo en el que Chelo García-Cortés (67) exigía la visita de su pareja, Marta Roca (67), en Supervivientes. El conductor del espacio vespertino recriminó la actitud de Chelo, tachándola incluso de "soberbia" y López, tras dar la cara por su amiga, recibió la respuesta que jamás habría esperado de su colega de profesión.

Noticias relacionadas

Jorge Javier Vázquez discute con Gema López en 'Sálvame'. Telecinco

"Como compañera te tengo respeto, pero ahora no te tengo respeto", disparó Vázquez. "Pues, entonces, me levanto y me voy", contestó López. "Sí, puedes irte", concluyó Jorge Javier sin titubeos. "Me parece que lo tuyo es no entender nada. Me da igual, considero que no tiene ningún respeto a la gente que hace el programa", criticó el conductor de Sálvame mientras que Gema reprochaba a Alberto Díaz, su director: "A mí no me dice que no me tiene respeto". En un gesto sin precedentes, Gema abandonó la escena y este martes no acudió en calidad de colaboradora mientras que Jorge sí ha vuelto a presentar, religiosamente, de 16 a 20:15 horas.

Jorge Javier Vázquez en 'Sálvame'.

Pero, ¿a qué se debe este cambio de actitud de Gema? ¿Está cada vez más cerca de cruzar la barrera de periodista del corazón y convertirse en personaje? No es ningún secreto si se apunta que los tertulianos del formato de La Fábrica de Tele tienen sus propias tramas, fortalezas con las que se lucen y con las que cubren las más de cuatro horas diarias de emisión en directo para Telecinco.

Hasta el momento, Gema López siempre había aguantado regia, incluso cuando los asuntos más espinosos han vertido sobre ella. Su lucha por ejercer exclusivamente de profesional del medio la ha llevado hasta el extremo. Sin embargo, a finales del pasado mes de marzo, Gema López se topó con una situación completamente inusual e incómoda para ella.

Por primera vez, el programa en el que trabaja desde hace siete años incluyó el nombre de Gema López entre sus asuntos diarios a tratar. Sálvame replicó, tarde tras tarde durante más de dos semanas, unas declaraciones de la televisiva María Lapiedra (34) donde confesaba que Gema habría mantenido un presunto affaire con un compañero de Telecinco. López volvió a ser "dueña de sus palabras", pero por primera vez se debatían en su presencia temas que pertenecían a su faceta más íntima. 

Los cambios en la vida de Gema López

Era el 1 de febrero de 2018 cuando la revista Rumore publicaba en exclusiva el divorcio entre Gema López y su marido, el director de teatro Antonio Pardo Sebastián (50). La veterana periodista del corazón se colocaba, por primera vez, bajo el foco de la noticia después de tantos años abordado la intimidad de los famosos.

En aquel entonces -y como había ocurrido apenas un mes atrás con el caso de su compañero Gustavo González- todos pensaron que Gema rompería su silencio y hablaría del nuevo rumbo de sus circunstancias vitales. Nada más lejos de la realidad. La comunicadora confesó haber recibido ofertas de programas de televisión y revistas, que desde un principio tenía claro que declinaría. En ese sentido, Gema siempre ha mantenido una coherencia que sus colegas de profesión alaban.

El último ejemplo de ello es que Gema López ha sido una de las tentadas para posar junto a Belén Esteban (45) en la jugosa exclusiva de su boda, publicada por la revista ¡HOLA!. Otra oferta (en este caso no remunerada) para ser figura pública que nuevamente ha rechazado. Gema López se niega a ser personaje. Sin embargo, el gesto sin precedentes de abandonar su puesto de trabajo tras una discusión con su presentador, ¿la acerca irremediablemente al abismo del que tanto reniega?

[Más información: Mila Ximénez confiesa públicamente su enemistad con Gema López: "No nos soportamos"]