Bárbara Rey (69 años) ha colgado una fotografía en su perfil de Instagram para explicar cómo se siente después de no ser concursante de esta edición de Supervivientes. La vedette, que se situó como una de las posibles concursantes de este reality, finalmente no concursará, lo que ha hecho que salten todas las dudas del porqué de esta decisión que parece no haber afectado a la madre de Sofía Cristo (35).

Noticias relacionadas

"Como ya os adelanté no voy a opinar de nada que sienta o piense. Es muy desagradable que me insulten y digan que tengo envidia a determinada persona. Podría poner mucho ejemplos auténticos, por los cuales nunca tendría envidia a esta persona, me los voy a callar. A buenos entendedores...", ha comentado en su Instagram. Lo cierto es que, se trata de un mensaje bastante directo hacia Isabel Pantoja (62), que sin lugar a dudas se ha convertido en la concursante estrella de esta edición de Supervivientes. La actriz ha querido asegurar que no tiene ninguna envidia hacia la tonadillera y lejos de hablar y explicar cómo se siente, ha preferido guardar silencio.

La que fuera amiga íntima de Chelo García Cortés (67) no disfrutará de los maravillosos paisajes paradisíacos de Honduras y mucho menos de la compañía de la colaboradora de Sálvame y de la cantante, Isabel Pantoja, en la playa. Lo que podía haber sido unas de las mejores 'vacaciones' se han truncado y se ha convertido en un sueño no cumplido. La madre de Sofía Cristo tendrá que esperar al año que viene para saber si puede mostrar la mejor y la peor cara en un reality que sin duda, se caracteriza por la fortaleza que tienen que tener cada uno de los concursantes que se sumergen en esta aventura.

El otro escándalo de Bárbara Rey

Fue el pasado febrero cuando la artista denunció a través de las redes sociales una caso de discriminación que sufrió por parte del presidente de las peñas del carnaval. Así lo narraba en Instagram: "Buenas noches amig@, hoy especialmente tengo interés en que leáis lo que voy a escribir, sobre todo a mi querida gente de TOTANA, que no tienen la culpa de lo que voy a contar y a los que quiero mucho como ya sabéis todos. Hace aproximadamente un mes me llamó Antonio, el presidente de las peñas del carnaval de Totana".

"Precisamente en la foto que he colgado estoy con el Tío Rita (107 años), a quien entregué la merecidísima máscara de oro del carnaval de 2018, naturalmente de una forma altruista y encantada de hacerlo; el año anterior me la entregaron a mí y la recibí encantada. Siempre han contado conmigo de forma altruista vuelvo a repetir, siempre", avanzaba la artista. Y ahí precisamente, en el tema económico, estaba el desaguisado. Y es que, la Rey pensaba que un año más iba a repetirse la suerte de presentar tan emotiva e insigne gala. Sin embargo, lo que ella creía que sería una cuestión baladí -el cobrar por ello, cuando siempre había desempeñado semejante trabajo de forma "altruista"-, arruinó todo puente profesional. 

Toda una traición imperdonable, una deslealtad que no esperaba; por injusta y, sobre todo, por las toscas formas en que se lleva a cabo la resolución del conflicto. Sigue desvelando Bárbara: "Esta tarde estaba con unas amigas tomando un refresco y, mira por dónde, me he enterado que la gala la presenta Eva Isanta (47), una actriz estupenda a la cual respeto y, por supuesto, valoro, nada en contra de ella jamás. Claro, lo que sí me ha extrañado es que para mí no tengan presupuesto conociendo todo sobre mi tierra, sumando que les hecho muchos favores y se me llena la boca de ser de Totana". 

[Más información: Bárbara Rey, traicionada: la sustituyen por Eva Isanta en los carnavales de Totana]