Hace unos años, Sofía Cristo (34), la hija de la vedette Bárbara Rey (67), cayó en los infiernos de las drogas, en ese mundo lúgubre de la cocaína. Ella misma narró en 2014 en su libro El amor de mi vida -y en algunos platós de Telecinco- el calvario al que se sometió por culpa de la tiranía de las adicciones. Fueron años complicados, donde sufrió ella e hizo penar a su familia, pero la DJ salió de ese pozo. Pudo contarlo, se erigió como un ejemplo de que, si se quiere, se puede.

Noticias relacionadas

En entrevistas en televisión y revistas la hija de Bárbara ha lanzado en este tiempo arengas a la juventud y ha prestado su experiencia de forma anónima y gratuita, pero ahora JALEOS ha descubierto que Sofía ha dado un paso más allá. Se ha dado cuenta de que se podía ayudar más, era posible penetrar en las conciencias de otro modo, y por eso ha emprendido un interesante reto personal y profesional en su vida. Cristo es la imagen, además de embajadora y conferenciante, de la clínica alicantina de desintoxicación Triora.

Sofía Cristo. Gtres

"Estoy muy feliz trabajando allí, doy charlas de prevención a la gente joven, los ayudo. Me siento muy bien, es un trabajo estimulante que compagino con mis colaboraciones en el programa Volverte a ver y mis 16 años como DJ", asegura la hija de Rey a JALEOS. Era de esperar que alguna plataforma quisiera contar con su apoyo y la catapultase como reclamo de ayuda. De hecho, nada más entrar en la página web de la clínica se ve una fotografía en grande de Sofía, su mayor embajadora, y un contundente mensaje: "Se puede recuperar tu vida tras una adicción". "Tras algún tiempo consumiendo y sufriendo una adicción, Sofía finalmente lleva años en rehabilitación y ha vuelto a recuperar el control de su vida, volviendo a trabajar como DJ y teniendo una vida plena a nivel familiar, amorosa y social", se puede leer en la plataforma. Cuenta la joven, emocionada, que un día conoció a la persona idónea que le abrió las puertas del intervencionismo y el mundo terapéutico. Entonces, quiso involucrarse de lleno; una vez curada, implicarse en la sanación de los demás. 

"Me di cuenta de que ayudar a las familias es muy importante. Me gusta mucho el programa que tienen en Triora, que va más allá de la recuperación", asegura Cristo. Existen muchos centros donde ha colaborado en estos años con las adicciones como telón de fondo, "pero en Triora sentí algo muy especial cuando entré", apostilla. De seguro que este nuevo trabajo para la DJ le ayudará para olvidarse de su último fracaso sentimental con Bruna Manzoni, la persona con la que llevaba dos años de relación. 

Bárbara Rey a su hija: "Tu padre te dio drogas"

En enero de 2018 la artista y su hija fueron las protagonistas del programa de Samanta Villar, Samanta y..., en el que abordaron la cuestión que ha sobrevolado su vida, muy a su pesar: las drogas. La hija del desaparecido domador de circo Ángel Cristo se sinceró sobre su fuerte adicción a las drogas y, en busca de los motivos que podrían haberla abocado a ese abismo, madre e hija se enzarzaron en una disputa en la cocina de su casa de Totana (Murcia) ante la asombrada mirada de la presentadora. 

Bárbara Rey y su hija en el programa de Cuatro. Mediaset

¿El motivo? Dos versiones completamente opuestas de una realidad. Bárbara considera que el hecho de que su hija tuviera desde bien pequeña acceso al mundo de las drogas habría actuado como un agravante, mientras que Sofía no lo estima así. Para ella, que su progenitor mantuviera esa conducta tan solo la incitó a "robarle".

"Ella las tenía al alcance por su padre, aunque a ella no le gusta que lo diga. Ella lo tenía más cerca que cualquier otra chica", empezaba su argumento la vedette. Tras esa declaración, Sofía corta a su madre y se defiende: "Yo no empecé el tema por mi padre. Sí, lo tenía a mano, pero yo consumía con mis amigos. Mi padre sí consumía delante de mí, cuando iba a verlo y estaba tan mal le robaba".

[Más información: Bárbara Rey no quiere hablar del escándalo de Corinna y Juan Carlos: "A mí me han vetado en todas las teles"]