Raphael ha tenido que aplazar su concierto por sus problemas de salud.

Raphael ha tenido que aplazar su concierto por sus problemas de salud. Gtres.

Famosos PROBLEMAS DE SALUD

Raphael aplaza su concierto en Moscú por "una gran disfonía"

El cantante ha comunicado a sus seguidores que el espectáculo tendrá lugar el próximo 10 de abril.

El cantante Raphael (75 años) ha aplazado el concierto que tenía previsto ofrecer este sábado en Moscú en el marco de su gira Loco por cantar, debido a "una gran disfonía". "Queridos amigos, siento comunicaros que el concierto de hoy en Moscú se pospone al 10 de abril", ha indicado Raphael en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter.

"Aunque he hecho todo lo posible para reunirme con vosotros, esta mañana he amanecido con una gran disfonía", ha agregado el artista.

El cantante, que iba a subirse este sábado al escenario de la Casa de la Música de Moscú, ha explicado que los médicos le han recomendado guardar "reposo unos días" y ha expresado la confianza de ver a sus admiradores "en apenas dos semanas".

"Gracias a todos por el apoyo y comprensión. ¡Os quiero a morir!", se ha despedido el artista de Linares (Jaén) de sus seguidores rusos.

Hace años que la salud del cantante preocupa a sus seguidores, y es que no es la primera vez que ha tenido que suspender un concierto por este motivo. La última ocasión tuvo lugar en diciembre de 2017, cuando canceló el espectáculo que iba a ofrecer en Las Palmas de Gran Canaria debido a una "indisposición del artista", (posteriormente se descubrió que se trataba de un resfriado). Meses después, aseguró que se encontraba "fuerte y sano" y que su "retirada de los escenarios va para largo".

No obstante, la gran enfermedad que le ha acompañado a lo largo de su vida es la Hepatitis B, contra la que lleva luchando desde 1985. "Mi enfermedad era muy traicionera y no daba la cara", confesó el artista en una entrevista con Bertín Osborne (64). Esta dolencia empeoró con su adicción a la bebida: "Yo no he bebido nunca ni he fumado. Yo no soy bebedor, pero empecé a beber botellitas de esas pequeñas de los hoteles porque me hacían dormir. Cuando empecé a notar síntomas de cosas jamás pensé en el dichoso botellín para dormir", explicó.

Esos síntomas le indicaban que su hígado estaba fallando, hasta el punto de tener una grave cirrosis hepática y necesitar un trasplante en 2003. "No quería someterme a un trasplante. Finalmente lo tuve que hacer, porque sino iba a morir. El día de la operación fue de vida o muerte, o llegaba el hígado, o no podía continuar viviendo", aseguró. La cirugía finalmente fue un éxito, y desde entonces el artista es un firme defensor del sistema de donación de órganos. 

Muy querido en Rusia

Raphael iba a cantar este sábado en la capital rusa tras siete años de ausencia y tras ofrecer otro concierto en San Petersburgo. Sus admiradores, algunos de los cuales habían viajado a la capital rusa desde otras ciudades, han expresado su pesar por la cancelación del espectáculo, pero han asegurado que volverán sin falta el 10 de abril.

Yulia Sanz García (70) es una de estas fans que ya estuvo en el primer concierto que Raphael dio en Moscú en 1971: "Le deseo una pronta recuperación y voy a rezar por él", ha asegurado. 

También Anna (32), con un ramo de flores para Raphael, ha dicho que éste iba a ser su tercer concierto del cantante español en Moscú. Se aficionó a su música a través de su madre, "que es una gran admiradora" de Raphael, ha explicado.

El cantante Raphael durante una entrevista en 2016.

El cantante Raphael durante una entrevista en 2016. Gtres.

El artista indicó el viernes en una entrevista a que le hacía ilusión volver a actuar en Rusia, país que "tiene un sabor muy especial" para él, porque "no se parece a ningún otro".

Lo cierto es que Raphael es muy querido en Rusia y ya fue una estrella en la extinta URSS, que visitó por primera vez en 1971. Su primer concierto en Moscú durante su primera gira en el país, siguió al estreno de la película Digan lo que digan, un auténtico fenómeno de taquilla en el imperio soviético.

"Yo ya venía con el sitio puesto, dado que el cine lo hizo por mí. Llegaron mis películas aquí y yo ya vine conocido", explicó Raphael en una entrevista, en la que señaló también que "entonces el público tuvo la amabilidad de aprender español para entenderme".

El artista recuerda como algo "muy bonito" haber contribuido a difundir el idioma español en Rusia, e incluso tiene un diploma de una universidad del país que a modo de reconocimiento que indica que desde "mi llegada al público ruso, habían aumentado un 60 % los estudiantes de español". "Ese es el mayor éxito que yo he tenido", afirmó el cantante.

[Más información: Raphael: "Me han dado por muerto muchas veces, pero sigo loco por cantar"]