Elena Furiase en imagen de archivo.

Elena Furiase en imagen de archivo. Gtres

Famosos NO SE RINDE

La delicada situación laboral de Elena Furiase: desesperada por trabajar como actriz

Hace unos años Lolita Flores pedía trabajo públicamente para su hija sobre los escenarios y ahora JALEOS ha conocido en qué punto se encuentra su currículo laboral. 

"Ella hace muchos castings pero la llaman bastante poco", aseguraba Lolita Flores (60 años) en 2017 haciendo referencia a la vida laboral de su hija Elena Furiase (30). Lo hacía en su programa de entonces en TVE, Lolita tiene un plan, y en la actualidad, según ha podido conocer JALEOS, la situación profesional de la nieta de La Faraona no ha mejorado en exceso.

Trabaja, pero no todo lo que le gustaría. "Está como loca por trabajar en el teatro. Para ella el escenario es lo más completo como actriz, pero las ofertas no llegan tanto", desliza a este periódico una fuente de total solvencia. Ante semejante situación, su madre, como ya hizo en otras ocasiones, "están intentando ayudarla a toda costa". Ya esta situación de hace dos años llevó a Furiase a tomar una decisión. Hacer la maleta y cruzar el charco. Viajó hasta la meca del cine, Los Ángeles, donde vive una de sus mejores amigas, la actriz Ana de Armas (30), que está triunfando en Hollywood.

Elena Furiase en imagen de archivo.

Elena Furiase en imagen de archivo. Gtres

No era la primera vez que la nieta de Lola Flores intentaba abrirse puertas fuera de nuestro país; ya estuvo antes una temporada en Miami, tanteando el terreno. Sin embargo, regresó a seguir labrándoselo en su país. De momento, la suerte laboral sobre las tablas no acompaña a Furiase, al menos como a ella le gustaría. Y es que, su incursión en la televisión sí ha sido intermitente en estos últimos años hasta el 2018, puntualmente y en espacios como Tu cara de suena o, incluso, en pequeños papeles de series como Arde Madrid. 

Pero, se apuntala a este medio, "echa de menos las grandes producciones". No obstante, tras dar a luz, "y pese a no haberse cogido la baja maternal", su agenda no se llena. La espera sigue latente. En concreto, en el teatro no debuta desde el año 2011, cuando se puso bajo las órdenes del director Víctor Conde en Crimen Perfecto. A este medio se informa de que "su última intentona sobre las tablas no terminó de cuajar". 

Eso sí, cabe recordar que, a pesar de este momento profesional, Elena Furiase vive una de sus mejores etapas personales, cuando no la mejor. Acaba de celebrar el bautizo de su hijo Noah, fruto de su historia de amor Gonzalo Sierra (25). Fue el fin de semana pasado cuando toda la familia Flores se reunió en la iglesia Nuestra Señora de la Moraleja de Madrid, rodeada de familiares y amigos, para presenciar cómo el pequeño recibía el primer sacramento. Una celebración que, más tarde, acabó con una gran fiesta en la que las Flores, micrófono en mano y sin zapatos, lo dieron todo sobre la pista. 

Su última obra de teatro, envuelta en polémica

La hija de Lolita Flores.

La hija de Lolita Flores. Gtres

"Aquello que pasó en el teatro la marcó sobremanera para mal", informa una fuente a JALEOS. ¿Qué pasó?, se inquiere. Se nos remonta a junio de 2011, cuando Furiase interpretaba su papel en la función Crimen Perfecto, se vio obligada a cancelar in extremis una representación. Ataque de pánico escénico, de ansiedad, agotamiento físico... ¿pero qué le pasaba realmente a la nieta de Lola Flores? El parte médico que envió su padre, por entonces su representante, no aclaraba suficientemente el estado de salud en el que se encuentra la actriz, que no estaría pasando por su mejor momento. "Agotamiento físico y mental". Ese fue el diagnóstico del médico que la atendió y el que Furiase presentó para justificar la cancelación de una representación que tenía prácticamente lleno total. El día de antes muy pocos se dieron cuenta de lo que había ocurrido cuando el descanso duró más de lo habitual.

Se conoce que justo antes de salir, Elena tuvo lo que algunos definen como un ataque de ansiedad o pánico escénico. Una vez que empezó la función, y viendo el estado de la actriz, un responsable se encargó de avisar a Lolita para que tranquilizara a su hija. Una vez sosegada, su madre se quedó entre bambalinas y al día siguiente para sorpresa del teatro, se la llevó a Madrid, dos horas antes de que diese comienzo la función.

[Más información: La familia Flores se reúne en el bautizo del hijo de Elena Furiase]