Bertín Osborne entrevistando a Lolita Flores

Bertín Osborne entrevistando a Lolita Flores

Corazón RECORDANDO EL PASADO

Lolita confiesa a Bertín el peso de la fama: “Tuve que renunciar a ser libre”

Lolita Flores (60 años) ha sido la elegida para abrir la nueva temporada de Mi casa es la tuya, que regresa a Telecinco tras el paréntesis de su programa derivado Mi casa es la vuestra, en ambos casos, con Bertín Osborne (63) como maestro de ceremonias.

Un encuentro que venía precedido de cierto morbo, pues recordemos que en verano de 2017 la Flores se puso al frente de Lolita tiene un plan, programa que también versaba sobre entrevistas dentro de una casa. Sin embargo, entre Bertín y ella no hay rencillas de ningún tipo y que tienen una relación especial desde hace mucho tiempo, aunque ella confesó que alguna vez escuchó que "ya quisiera Bertín" hacerlo como ella.

Bertín Osborne y Lolita Flores

Bertín Osborne y Lolita Flores

La renuncia a su libertad

Uno de los temas que trataron Bertín y Lolita fue el del peso de la fama, y cómo renuncias a una cierta libertad por ser un personaje conocido. "Por ser Lolita Flores tuve que renunciar a ser libre", confesó, sabiendo que sobre ella había muchos ojos, y por ello tenía que medir quién es, con quien va o a qué lugares. "Yo ahora me quedaría en pelotas y me metería en el agua, pero no puedo por quién soy", espetó.

En ese sentido, habló también de cómo su vida y la de su familia ha interesado tanto que no pudo tener intimidad en momentos tan señalados como su boda o la muerte de su madre, Lola Flores. De hecho, regresó a la iglesia en la que se dio el sí quiero con Guillermo Furiase, en aquella mítica ceremonia en la que La Faraona dijo aquel "si me queréis, irse". Un día que para cualquiera es hermoso, pero Lolita catalogó como "un infierno", y con el programa subió al altar del templo por primera vez, pues ella tuvo que casarse en la sacristía porque no cabía un alfiler en el edificio.

Sobre el funeral de su madre, lamentó no haber podido estar "ni cinco minutos a solas con ella" por la forma en la que la gente se volcó en la despedida. Además, recordó cómo la matriarca del clan siempre dejaba una carta en casa cada vez que se iba de viaje por si pasaba algo, aunque "nunca llegué a leer esa carta" intuye lo que ponía.

Sus momentos más duros

En la actualidad Lolita está volcada en su faceta de actriz, y tiene la canción algo abandonada. "La música da más dinero que el teatro pero el teatro me da más tranquilidad. La música está muy mal" aclaraba a Bertín, aunque no tuvo problemas en recordar la época en la que no todo le iba tan bien. "He tenido que pedir dinero para comer, para vivir y para pagar la hipoteca a mi hermana. Ahora no me puedo quejar, estoy al día con Hacienda, tengo trabajo y vivo de alquiler" aclaró.

Sobre su familia, mencionó su faceta de abuela, y cómo un sexto sentido le dijo que lo que su hija Lena sería un niño. "Sentí que me habló y me dijo ‘mira cómo estoy de fuerte" contó Lolita, aunque su hija no le hizo demasiado caso al respecto.

[Más información: Lolita defiende a Màxim Huerta: “No hay que valorar por las deudas”]